México protección sacerdotes COVID-19

Sacerdotes y médicos que participan en la campaña (C) La Compañía de María, Madre de los Sacerdotes

México: Campaña de protección para sacerdotes que atienden enfermos de COVID-19

Entrevista al padre Elizondo, coordinador

Share this Entry

(zenit – 4 junio 2020).- Ante las preocupantes cifras que desafían a México por contagios de coronavirus, “La Compañía de María, Madre de los Sacerdotes”, y su Fundación La Morada de la Misericordia, con el apoyo de la Conferencia del Episcopado Mexicano, han puesto en marcha una campaña para donar equipos de protección para sacerdotes que atienden a enfermos de COVID-19.

México protección sacerdotes COVID-19En el país siguen en aumento las cifras de los contagios por coronavirus y la Organización Mundial de la Salud advirtió el pasado martes, 2 de junio, que el “pico” más alto de los casos no había llegado en América Latina.

Hasta la fecha, el nuevo coronavirus SRAS-CoV-2 ha contagiado a 101.238 personas en México y la enfermedad que genera ha causado 11.729 muertes en el país, según el mapa interactivo de la Universidad Johns Hopkins.

zenit ha entrevistado al padre Gustavo Eugenio Elizondo Alanís, fundador de “La Compañía de María, Madre de los Sacerdotes”, y coordinador de esta campaña que ayudará a tantos sacerdotes mexicanos a poder acompañar a los enfermos de COVID-19. 

***

zenit: ¿Cómo y cuándo surge esta iniciativa?

Padre Elizondo Alanís: Esta iniciativa surge hace como un mes, cuando un matrimonio muy apostólico y con un gran corazón vio la necesidad de ayudar a unos sacerdotes conocidos suyos que sintieron el deber de atender con los sacramentos a los enfermos de COVID-19 y a sus familiares. Inmediatamente se dieron cuenta de que ese mismo deber pastoral lo estaban sintiendo muchos otros sacerdotes en el país, de modo que se propusieron conseguir los recursos para poder adquirir el equipo de protección necesario para atender a esas personas, reforzando su seguridad evitando lo más posible los riesgos.

México protección sacerdotes COVID-19Ellos dos son madre espiritual y custodio de “La Compañía de María, Madre de los Sacerdotes” –una obra de nuestra Madre para todos los que quieren aprender a entregar su vida a Dios, particularmente a través de vivir las obras de misericordia con los sacerdotes–, por lo cual se consideró la posibilidad de contar con la colaboración de esta obra, a través de su Fundación “La Morada de la Misericordia, A.C.”, con el fin de facilitar la recaudación de fondos para poder conseguir equipos de protección seguros a mayor escala.

Por la misma razón, acudieron a un sacerdote que forma parte de la Pastoral de la Salud de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), con el fin de poder contar con la información necesaria y los contactos de las diversas diócesis, para hacer llegar los equipos de manera segura a los sacerdotes designados por los obispos para esa tarea.

La CEM publicó un documento con “algunas orientaciones y sugerencias pastorales que inspiren el ejercicio del ministerio sacerdotal en la crisis sanitaria nacional, ofreciendo pautas de lo que se puede hacer y lo que se debe evitar, para disminuir los contagios de la COVID-19” (protocolo de atención espiritual a los fieles durante la contingencia sanitaria por la COVID-19, 4 de mayo de 2020). En ese documento se habla, entre otras cosas, de capellanes designados, del equipo con que deben contar para la atención pastoral (lo dispuesto por la Secretaría de Salud para los médicos), de los cuidados que deben tener, etc.

zenit: ¿Reciben muchas peticiones de visitas a enfermos COVID-19?

Padre Elizondo Alanís: Resulta difícil precisar cuántas peticiones se han recibido, pero sí son muchas, tanto por parte de los enfermos y sus familias, como de los mismos sacerdotes que quieren prestar ese servicio.

Como es comprensible, por parte de los sacerdotes hay limitaciones para ser capellán COVID, ya que se pide que sean menores de 55 años, y sin comorbilidad, es decir, cuando una enfermedad crónica no está presente (como por ejemplo, diabetes, cáncer, enfermedades del corazón, etc.).

También se han encontrado los sacerdotes dificultades para entrar a los hospitales, por las medidas estrictas que se han tomado para evitar visitas, limitándose a rezar y dar la bendición a los enfermos desde el exterior.

zenit: ¿Cómo se realizarán las visitas?

Padre Elizondo Alanís: Los sacerdotes a los que sí se les permite entrar a los hospitales a las áreas COVID llegan a tener jornadas de hasta 6 horas seguidas. Pero también hay sacerdotes que visitan enfermos en sus hogares, con las precauciones oportunas, dependiendo de la información con que se cuente en cada diócesis. Resulta muy importante y valiosa la ayuda de los laicos para favorecer el trabajo pastoral de los sacerdotes, facilitando las cosas para que puedan acudir con los más necesitados.

zenit: ¿Cuántos sacerdotes participan?

Padre Elizondo Alanís: Eso depende de cada diócesis. El número va aumentando, y nos damos cuenta por las solicitudes que van llegando. Nosotros estamos en contacto con los encargados de la Pastoral de la Salud de cada diócesis, para hacerles llegar los equipos en la medida de lo posible, sabiendo que se van a seguir necesitando cada vez más.

Somos conscientes de que el riesgo es grande y no queremos que los sacerdotes se enfermen, de modo que protegemos también a nuestros pastores con el escudo de nuestra oración, confiando en que la ayuda del cielo no les faltará. Cada equipo va acompañado de una imagen de Santa María de Guadalupe, para que cada sacerdote sienta la presencia de la Madre, quien les dice “no teman esa enfermedad ni ninguna otra cosa, ¿no estoy yo aquí que soy su Madre?”.

También incluimos una breve nota para que los sacerdotes tomen en cuenta que los acompaña la oración constante de Madres Espirituales y Custodios, no sólo para proteger su cuerpo, sino también su alma. Pedimos a Dios que nos haga ver a todos, sanos y enfermos, que esa protección que procuramos durante la pandemia, contra el enemigo corporal invisible, debe permanecer toda la vida, ante la pandemia espiritual del mal espiritual, que es el pecado. Que todos aprendamos a ver, en este tiempo de prueba, las lecciones que nos da Dios.

La nota que incluimos en los equipos dice así:

Llevamos este tesoro en vasijas de barro, para que se vea que esta fuerza tan extraordinaria proviene de Dios y no de nosotros mismos(2 Corintios 4, 7).

Querido Padre:

Le agradecemos mucho su disposición y valentía para servir a Cristo visitando a los enfermos en esta pandemia. Somos conscientes de que usted les lleva un tesoro, pero en una vasija de barro, y por eso rezamos y nos preocupamos por su salud y bienestar.

Queremos cuidar esa vasija de barro con el equipo oportuno, para que usted lleve con seguridad y confianza el tesoro, que son los sacramentos, a los más necesitados.

Lo acompañamos, de la mano de nuestra Madre, Santa María de Guadalupe, con nuestro cariño y constantes oraciones.

Madres Espirituales y Custodios de “La Compañía de María, Madre de los Sacerdotes”.

¡Por ellos yo me santifico!” (Juan 17, 19).

¡TODO POR AMOR DE DIOS!

zenit: ¿Qué es “La Compañía de María, Madre de los Sacerdotes” y su Fundación “La Morada de la Misericordia”?

Padre Elizondo Alanís: “La Compañía de María, Madre de los Sacerdotes es una obra en donde mujeres con corazón de madre -a imagen de Santa María-, y también varones, con vocación de custodios, a imagen de san José, ofrecen sus oraciones y su vida ordinaria por la santidad de los sacerdotes.

Fue erigida como una asociación privada de fieles por Mons. Francisco Javier Chavolla Ramos, arzobispo de Toluca, con decreto del 16 de abril de 2019, quien presentó personalmente al Santo Padre Francisco los documentos sobre esta obra al final de la audiencia general con el Papa el pasado 26 de junio de 2019.

Actualmente esta obra está presente en 23 países, y pertenecen a ella más de mil personas, la mayor parte de las cuales son hombres y mujeres casados, que están unidos en oración a través de las redes sociales. Reciben diariamente intenciones y oraciones diversas para rezar por los sacerdotes, así como documentos de interés para su propia formación, y para compartir con sus hijos espirituales sacerdotes por quienes ofrecen especialmente su vida, sobre todo por el Romano Pontífice.

Cada uno de los miembros de esta obra se esforzará por llevar a la práctica un plan de vida de piedad, así como seguir un Reglamento que le ayuda a vivir su compromiso con Dios. Deberá tener la iniciativa también para ayudar a sus hijos espirituales sacerdotes viviendo las catorce obras de misericordia con ellos, en la medida que le sea posible, y rezando especialmente por el Papa.

La Fundación “La Morada de la Misericordia, A.C.” tiene la finalidad de recaudar fondos que permitan encauzar la ayuda para los sacerdotes más necesitados, en atención a los requerimientos que nos hagan los mismos obispos, con quienes procuramos tener cercanía para conocer sus necesidades. Interesa atender particularmente todo lo necesario para la formación permanente de los sacerdotes.

Share this Entry

Rosa Die Alcolea

Profesional con 7 años de experiencia laboral en informar sobre la vida de la Iglesia y en comunicación institucional de la Iglesia en España, además de trabajar como crítica de cine y crítica musical como colaboradora en distintos medios de comunicación. Nació en Córdoba, el 22 de octubre de 1986. Doble licenciatura en Periodismo y Comunicación Audiovisual en Universidad CEU San Pablo, Madrid (2005-2011). Ha trabajado como periodista en el Arzobispado de Granada de 2010 a 2017, en diferentes ámbitos: redacción de noticias, atención a medios de comunicación, edición de fotografía y vídeo, producción y locución de 2 programas de radio semanales en COPE Granada, maquetación y edición de la revista digital ‘Fiesta’. Anteriormente, ha trabajado en COPE Córdoba y ABC Córdoba.

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación