Píldoras de esperanza: Señor, “¡qué admirable es tu nombre en toda la tierra!”

Viernes, 5 de junio

Share this Entry

Reflexión de los Evangelios diarios

Invocamos al Espíritu Santo

Espíritu Santo llena de alegría y paz mi corazón y da sabiduría a mi mente para poder entender la Palabra de Dios. Amén

Evangelio según San Marcos 12, 35-37

Mientras Jesús estaba enseñando en el templo, decía: “¿Cómo dicen los letrados de la Ley que el Cristo es el Hijo de David? David mismo dijo por medio del Espíritu Santo: El Señor le dijo a mi Señor: Siéntate a mi derecha, hasta que ponga a tus enemigos como tablado debajo de tus pies. Porque si David mismo lo llama Señor, ¿cómo es él entonces su hijo?” Y la gran multitud lo escuchaba con alegría.

Palabra del Señor

¿Qué dice el texto?

David mismo dijo por medio del Espíritu Santo: El Señor le dijo a mi Señor

 ¿Qué nos dice a nosotros hoy Dios a través de este texto?

Aunque son unos pocos versículos que nos presenta el Evangelio de hoy, nos ayudan a entender algo muy interesante, ya muchos de los santos de la Iglesia nos hablan de esto. Ellos lo llamaban “mociones del Espíritu Santo”.

Es decir, que es el mismo Espíritu Santo, el que procede del Padre y del Hijo, que solamente nos puede revelar al Señor. Nos puede dar a conocer quién es Jesús y cómo Jesús viene siendo anunciado desde el Antiguo Testamento. Aún David habló de “Señor”. Esta palabra tan importante, que a veces usamos muchas veces sin darnos cuenta, pues tiene la profundidad de revelarnos a Jesús.

Señor, significa una persona que es dueño. Por lo que nos anuncia que Jesús es el Señor, lo que manifiesta es que Él es el dueño. Muy bellamente podemos recordar que en Paraguay para nombrar a Dios en el idioma Guaraní, se dice “Ñandeyara” y la traducción es: “Nuestro Dueño”.

Hoy en base a esta hermosa idea, deberíamos preguntarnos a nosotros mismos, si le hemos dado el “señorío” sobre nuestra vida a alguien, o a algo… Porque muchas personas están como poseídas por elementos extraños (no me refiero a los fenómenos paranormales). Mucha gente dice que su dueño es estar a la moda, o bien se mueven por el qué dirán, o sus gustos y predilecciones. También hay gente atrapada en excesos, vicios, y muchas personas han dejado que el miedo los maneje.

Te invito hoy a que invoques de todo corazón al Espíritu Santo, pídele que te asista, que te libre de todas las ataduras que no te convienen y que puedas tener un solo Señor. Que sientas en tu interior que cuando dices esa palabra: “Señor”, la pronuncias con un gran respeto y reverencia. No banalicemos las cosas sagradas. Muy especialmente escribo en estos momentos donde grupos con intereses muy lejanos a nuestros valores, están queriendo profanar lo más profundo que tenemos en el corazón. Hagámonos respetar, porque somos la propiedad y herencia del Señor a quien invocamos de todo corazón para nuestras vidas.

Te invito a que repitas varias veces el estribillo del Salmo 8:

“Señor, nuestro Dios, ¡qué admirable es tu nombre en toda la tierra!”

Te invito a conocer más de nuestro trabajo diario sobre la Lectura Orante de la Biblia

www.fundacionpane.comwww.cristonautas.com – Facebook: Fundación Ramón Pané – Youtube: Fundación Ramón Pané

Share this Entry

Ricardo Grzona

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación