Carta Papa a Álvaro

Camino de Santiago de Álvaro con su padre y su amigo @CaminodeAlvaro

Carta del Papa al joven español Álvaro Calvente, tras su peregrinación a Santiago

Con una discapacidad intelectual

Share this Entry

(zenit – 22 julio 2020).- El Papa Francisco envió una carta al joven español Álvaro Calvente, de 15 años, cuya discapacidad intelectual no le ha impedido peregrinar con su padre y un amigo de la familia a Santiago de Compostela, en Galicia, al norte de España.

En la misiva, firmada el 20 de julio de 2020 de puño y letra por Francisco, le da las gracias por el testimonio de su viaje que ha compartido con personas de todo el mundo a través de su cuenta en Twitter @CaminodeAlvaro: “En medio de la pandemia que nos toca vivir, con tu sencillez, alegría y simplicidad fuiste capaz de poner en movimiento la esperanza de muchas de las personas que te cruzaste en el camino o por las redes sociales”, escribe el Papa.

El joven andaluz es el séptimo de diez hermanos y pertenece a la cuarta comunidad neocatecumenal de la parroquia de San Patricio, informó la diócesis de Málaga. El chico practica de la vida parroquial y “su vivencia alegre de la fe es un testimonio para todos los que lo conocen”, suscribe Antonio Moreno, periodista de la diócesis del sur de España.

Camino de Santiago

Álvaro e Ildefonso Calvente y Paco Millá salieron el 5 de julio de Sarria, para hacer el Camino de Santiago y “tener un encuentro con el Señor”, declararon en su cuenta de Twitter, desde la cual han compartido sus vivencias en las 6 etapas del camino francés y publicado fotos y vídeos, seguidos por miles de personas de todo el mundo. Los peregrinos llegaron a la catedral de Santiago el pasado lunes, 13 de julio.

Además, el joven peregrino propuso, en uno de sus vídeos, al Papa Francisco a comer a su casa, invitación que queda abierta, pero que no ha quedado sin respuesta tras la cariñosa misiva remitida por el Santo Padre.

Aprovechando el éxito suscitado de la cuenta de Twitter, los caminantes lanzaron una campaña de recogida de fondos para colaborar con el Cottolengo de Málaga (Casa del Sagrado Corazón), donde otro de los hijos de Ildefonso acude regularmente a hacer voluntariado. “Allí encuentran un hogar y una familia los preferidos de Dios: familias inmigrantes, desahuciados, ancianos, personas con discapacidad… que no tiene nada ni a nadie”.

Palabras del Papa

La carta del Papa dice así: “Recibí una carta de tu papá en la que me contaba que habían terminado de realizar el Camino de Santiago y cómo en sus mochilas no cargaban solo vuestras intenciones y preocupaciones, sino que también muchas personas ‘se les sumaron’ a la peregrinación pidiéndoles oraciones”.

“Gracias Álvaro por animarte a caminar e invitar a muchos a caminar contigo”, le anima el Santo Padre. “En medio de la pandemia que nos toca vivir, con tu sencillez, alegría y simplicidad fuiste capaz de poner en movimiento la esperanza de muchas de las personas que te cruzaste en el camino o por las redes sociales”.

Así, le dice: “Peregrinaste vos e hiciste peregrinar a muchos alentándolos a no tener miedo y a recuperar la alegría porque en el camino nunca vamos solos. El Señor camina siempre a nuestro lado. Gracias por vuestro testimonio y oraciones”.

Share this Entry

Rosa Die Alcolea

Profesional con 7 años de experiencia laboral en informar sobre la vida de la Iglesia y en comunicación institucional de la Iglesia en España, además de trabajar como crítica de cine y crítica musical como colaboradora en distintos medios de comunicación. Nació en Córdoba, el 22 de octubre de 1986. Doble licenciatura en Periodismo y Comunicación Audiovisual en Universidad CEU San Pablo, Madrid (2005-2011). Ha trabajado como periodista en el Arzobispado de Granada de 2010 a 2017, en diferentes ámbitos: redacción de noticias, atención a medios de comunicación, edición de fotografía y vídeo, producción y locución de 2 programas de radio semanales en COPE Granada, maquetación y edición de la revista digital ‘Fiesta’. Anteriormente, ha trabajado en COPE Córdoba y ABC Córdoba.

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación