Domingo Mundial de las Misiones

Domingo Mundial de las Misiones (C) Facebook. DOMUND

Domingo Mundial de las Misiones: “¡Aquí estoy, envíame!”

Obras Misionales Pontificias de México

Share this Entry

(zenit – 16 oct. 2020)-. Este 18 de octubre estamos celebrando el Domingo Mundial de las Misiones, gran fiesta misionera de la Iglesia universal.

Durante este día, también conocido como DOMUND, todos los bautizados nos unimos en oración por quienes han consagrado su vida para llevar la Buena Nueva a cada rincón de la tierra; de igual manera, el DOMUND, se presenta como una oportunidad para colaborar con las misiones y tomar conciencia de la común responsabilidad que tenemos con el cumplimiento del mandato misionero.

El año pasado, en octubre, se vivió el Mes Misionero Extraordinario y bajo el lema “Bautizados y enviados: la Iglesia de Cristo en misión en el mundo”, fuimos convocados a retomar conciencia de nuestro Bautismo y de la importancia de la misión ad gentes. Hoy la pregunta es: ¿cómo asumimos nuestro compromiso con la Misión?

Cooperación misionera

Por el Bautismo todos somos misioneros y nuestra tarea es cumplir esa misión, la de propagar el Evangelio entre todos los pueblos. A cada uno le toca hacerlo desde su trinchera, se trata de dar respuesta como auténticos discípulos de Cristo a todo aquello que nos interpela en cada una de nuestras realidades.

Paulina Jaricot, originaria de Lyon, Francia, fue una joven francesa que dio respuesta al mandato misionero desde su trinchera. El contexto social en el que vivió, caracterizado por la tensión entre la Iglesia y el Estado, ponía en constante riesgo la continuidad de la labor evangelizadora. Sin embargo, la vocación misionera de su hermano y su capacidad de percibir la necesidad del otro la impulsaron a crear un fondo de ayuda para las misiones.

Esta idea se concretó en 1820 en forma de colecta hecha de mano a mano; esta acción, enfocada en la ayuda al prójimo y la colaboración con las misiones, rápidamente se difundió convirtiéndose así en los cimientos de la Pontificia Obra de la Propagación de la Fe, actual promotora del Domingo Mundial de las Misiones.

Como Iglesia estamos llamados a remar a juntos, a asumir nuestro compromiso. Hoy en día, más allá de la colaboración material, el DOMUND es un día para ser partícipes con nuestra oración, testimonio y sacrificio; o vas o envías o ayudas a enviar. Por ello cabe recordar las palabras del Papa en su mensaje para la jornada de este año:

“La celebración del Domingo Mundial de las Misiones también significa reafirmar cómo la oración, la reflexión y la ayuda material de sus ofrendas son oportunidades para participar activamente en la misión de Jesús en su Iglesia. La caridad, que se expresa en la colecta de las celebraciones litúrgicas del tercer domingo de octubre, tiene como objetivo apoyar la tarea misionera realizada en mi nombre por las Obras Misionales Pontificias, para hacer frente a las necesidades espirituales y materiales de los pueblos y las iglesias del mundo entero y para la salvación de todos”.

Compromiso con la misión ad gentes

El mandato misionero no puede ser más específico: “Vayan por todo el mundo y prediquen el Evangelio a todas las naciones” (Mc 16,15). La misión ad gentes, aquella que tiene como destinatarios los pueblos, grupos humanos, contextos socioculturales donde Cristo y su Evangelio no son conocidos, sigue vigente hoy en día y requiere colaboradores comprometidos. Por ello, no podemos apartar la mirada de aquellos que, abandonándolo todo, se han entregado al servicio de la evangelización en territorios alejados de su país de origen.

Las necesidades en tierra de misión son muchas y diversas. De acuerdo con la agencia Fides para 2019 había 1.115 territorios de misión dependientes de la Congregación para la Evangelización de los pueblos y en cada una de ellas existen proyectos enfocados a la evangelización, la educación, la salud y a la mejora de las condiciones de vida de cada una de las comunidades. Cada uno de estos proyectos ha sido posible gracias a la caridad reflejada en la colecta realizada cada año el penúltimo domingo de octubre.

Nuestra Respuesta

Este año el Papa Francisco nos invita a vivir el Domingo Mundial de las Misiones bajo el lema “Aquí estoy, envíame”, y nos exhorta a reflexionar, a partir de la vocación de Isaías (Is 6, 8), la respuesta que, como bautizados damos a Dios, y la manera en que cumplimos con nuestra misión ante los sufrimientos y desafíos causados por la pandemia del COVID-19.

Comprender lo que Dios nos está diciendo en estos tiempos de pandemia también se convierte en un desafío para la misión de la Iglesia. La enfermedad, el sufrimiento, el miedo, el aislamiento nos interpelan. En este contexto el Señor nos pregunta: ¿A quién enviaré?

Dios continúa buscando a quién enviar al mundo y a cada pueblo, para testimoniar su amor, su salvación del pecado y la muerte, su liberación del mal; Él espera nuestra respuesta, generosa y convencida: ¡Aquí estoy, envíame!

Diana Monroy Rodríguez, coordinadora editorial de OMPE México
Share this Entry

Redacción zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación