Presencia militar en el este de Ucrania. Foto: AP / EWTN

Tensión entre Rusia y Ucrania: el presidente ucraniano propone al Vaticano para limar asperezas

Manifestó su disponibilidad para reunirse con el presidente ruso Vladimir Putin en el Vaticano.

Share this Entry

Redacción

(Zenit 28.04.2021) Fue en 2014 cuando se desencadenó una crisis diplomática entre Ucrania y Rusia por la anexión del territorio ucraniano de Crimea a la Federación Rusa. Desde entonces las asperezas y las heridas no han hecho sino incrementarse. En fechas más recientes, a finales de marzo de 2021, Rusia hizo un desplegado militar en la frontera ucraniana, desplegado condenado por la comunidad occidental que amainó unas semanas después.

En este contexto el presidente ucraniano Vladimir Zelensky manifestó su disponibilidad para reunirse con el presidente ruso Vladimir Putin en el Vaticano. Lo hizo en una entrevista al diario italiano La Repubblica el pasado 27 de abril de 2021.

En esa entrevista el presidente ucraniano ha dicho: “La Santa Sede es una autoridad moral mundial que actúa siempre eficazmente como mediador, siendo imparcial y creíble en relación a todas las partes en conflicto. Es por esto que el Vaticano ha pedido la resolución de los conflictos entre estados para un futuro de paz”. Y agregó que la Santa Sede sería el lugar ideal para resolver el conflicto.

Desde la Santa Sede se ha referido que no hay llegado peticiones formales, sin embargo, el cardenal Leonardo Sandri, prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales manifestó disponibilidad. Desde Rusia la oficina de prensa del gobierno contestó: “Moscú no ha recibido oficialmente una invitación del presidente ucraniano Vladimir Zelensky para encontrar al presidente ruso Vladimir Putin en el Vaticano”.

El conflicto entre Rusia y Ucrania superó las barreras de lo diplomático y cobró resonancia religiosa al ponerse en duda el ascendiente de la Iglesia Ortodoxa Rusa sobre la población ucraniana tradicionalmente vinculada a ella.

Share this Entry

Redacción Zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación