el periódico del Papa, apareció por primera vez con cuatro páginas el 1 de julio de 1861. Foto: Vatican media.

La desaparición en papel: ¿el futuro inmediato de L´Osservatore Romano?

¿Es la desaparición del L´Osservatore Romano del mercado de productos impresos italianos el resultado de una estrategia del Departamento de Medios del Vaticano?

Share this Entry

Por: Guido Horts

(ZENIT News Agency, 30.08.2021).- Tuvo un pasado lleno de acontecimientos. No se imprimió dos veces: durante toda una semana en 1870 cuando los piamonteses conquistaron Roma, y ​​en 1919 cuando una huelga paralizó las imprentas de la ciudad. Pero perseveró: L´Osservatore Romano, el periódico del Papa, apareció por primera vez con cuatro páginas el 1 de julio de 1861 – lanzado por el viceministro «del Interior» del gobierno pontificio, Marcantonio Pacelli, el abuelo de Papa Pío XII. Pero ahora todo parece como si la hoja tradicional desapareciera de la escena. Solo hay una edición en línea en Internet. Si lo desea, puede suscribirse a un precio especial de veinte euros al año. Pero el Departamento de Medios del Vaticano no dice nada sobre cuántos clientes han decidido suscribirse. Nadie espera que L´Osservatore Romano vuelva a remontarse tras el nuevo formato online.

El periódico, que ya perdió la mayoría de sus suscriptores bajo el antecesor del actual editor en jefe, ahora también ha desaparecido de los quioscos. Al final, fue sólo el puesto de revistas bajo las columnatas de la Basílica de San Pedro, donde la edición impresa del periódico encontró a uno que otro lector.

Sobre todo, los curiales y empleados del Vaticano tienen que enterarse de lo que está sucediendo detrás de los santos muros. En Internet, «Vatican News», es el corazón de la labor de reforma de los medios de comunicación llevada a cabo bajo Francisco, donde el editor en jefe de todos los medios del Vaticano, Andrea Tornielli, y el prefecto del Departamento de Medios, el laico Paolo Ruffini, están a cargo.

Eso deja la edición semanal alemana de L´Osservatore Romano, que todavía está impresa por Schwabenverlag, y eso parece ser un pequeño consuelo para Andrea Monda, quien ha sido director del desde 2018. Con la primera ola de la pandemia, después de principios de 2020, la imprenta tuvo que cerrar por razones de seguridad. Solo diez copias, reproducidas en una impresora ordinaria, salieron de la oficina editorial para el Papa Francisco, para el Papa Emérito y para la Secretaría de Estado.

La nueva pieza central de los medios vaticanos es «Vatican News»

Pandemia fue la tercera vez, después de 1870 y 1919, que el periódico no apareció. Lo que la Segunda Guerra Mundial no pudo hacer, lo hizo el virus de Wuhan. En una entrevista en ese momento, Monda dijo sobre la edición alemana: “Esta es la única edición que todavía está impresa. Está impresa en Alemania. Continúa como antes. Esperemos que siga siendo así”. Y en realidad se quedó así, mientras que la edición original italiana y las ediciones en otros idiomas solo aparecen en línea, el pequeño equipo editorial en idioma alemán en Roma puede estar orgulloso de que su edición semanal también llegue a los lectores en forma impresa.

¿Es la desaparición del L´Osservatore Romano del mercado de productos impresos italianos el resultado de una estrategia del Departamento de Medios del Vaticano, que ha sido responsable de toda la presentación mediática de la Santa Sede desde su creación en junio de 2015 (en ese momento todavía como Secretaría de Comunicación)?

El carrusel de personal gira rápidamente

Inicialmente encabezada por el exdirector de la televisión vaticana, monseñor Dario Vigano, la autoridad de la curia recibió el nombre de Dicasterio en 2018 y un prefecto, Paolo Ruffini, después de Vigano debido a la publicación fragmentada de una carta del Papa Emérito había llegado a los titulares. Hasta entonces, el editor en jefe Giovanni Maria Vian había levantado la bandera y la independencia del L´Osservatore Romano. Pero con su sucesor Andrea Monda, que había estudiado religión y literatura en diversas instituciones educativas, el periódico del Papa también se adaptó a las prioridades del departamento de medios. Y claramente va en la dirección de Internet. Se ha establecido un nuevo medio central con la plataforma “Vatican News”, que aparece en varios idiomas y está destinada a llegar al público con podcasts, videos y transmisiones en vivo.

Los medios independientes, que antes, como el “Osservatore Romano” o la “Radio Vaticano”, podían confiar en su propia identidad y oficinas editoriales con cierto espíritu de cuerpo, fueron absorbidos por la gran mayoría del personal más numeroso del Vaticano.

En realidad, el Papa Francisco había felicitado al L´Osservatore Romano en julio, pero a su manera, de modo que no se sabía si no ocultaba críticas. En un saludo muy informal por el cumpleaños histórico, que también publicó el periódico, habló del L´Osservatore como un periódico que debería ser “un periódico de la calle”. En primer lugar, elogio: “Lo leo todos los días, y si no aparece los domingos, me falta algo”. Pero el peligro es hacer un “periódico en el laboratorio o en tu escritorio”. Más bien, debería ser un “periódico de la calle”, un periódico “que pueda salir a la calle para ver y tocar la historia”. Hay que tomar la vida como es y no como uno imagina la vida en el escritorio.

Ya había leído la edición semanal en español del L´Osservatore Romano”en Argentina, pero ahora “lamentablemente ya no aparece en formato papel”.

Y eso ha sucedido ahora con la edición madre italiana del periódico del Papa. Y de cara a los lectores no muy jóvenes, el editor jefe Monda ya había señalado en la entrevista citada las consecuencias de la no aparición del «Osservatore Romano» al inicio de la pandemia: también hubo quejas. “Hay que recordar que nuestros lectores tienen cierta edad, como es el caso de muchos periódicos. Para algunos, lo digital crea un poco de incomodidad. Las reacciones fueron muy emocionales”.

Es probable que la inquietud aumente con la versión del L´Osservatore Romano que ahora está disponible exclusivamente en Internet, porque no se adapta a la pantalla de una computadora de una manera fácil de usar, como es el caso de «Vatican News», sino que muestra las páginas en formato de impresión PDF, lo que, por ejemplo, no es precisamente agradable al leer un artículo de dos páginas.

Sin embargo, sobre todo, el atractivo es poder presentar un periódico del pequeño estado del Vaticano en el Italia, que todavía está ricamente bendecido con periódicos impresos, una especialidad que duró 160 años, pero cuya historia ya terminó.

Nadie menos que el Papa Francisco hace hincapié en el hecho de que el trabajo con los medios de comunicación del Vaticano no siempre funciona sin problemas. Para sus salidas en público sigue confiando en gran medida en Dario Vigano, cuya renuncia como jefe de la autoridad de comunicaciones tuvo que aceptar en 2018, pero a quien nombró un año después como vicerrector de la Pontificia Academia de Ciencias y de la Academia de Ciencias Sociales.

Aquí Vigano hace buena parte del “trabajo de prensa” del Papa, ya sea una entrevista exclusiva con el gigante de los medios privados Mediaset o planes para fundar un archivo cinematográfico vaticano, sobre el que ahora informa un libro de Vigano (del pasado 12 de agosto). Estas iniciativas extrañaron el departamento de medios con un gran personal.

Artículo originalmente impreso en el periódico alemán Die-Tagespost. Traducción del original realizada por ZENIT Noticias.

Share this Entry

Redacción Zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")