Delegación de España en el Foro Internacional de los Jóvenes © Raúl Tinajero

Se permite el ingreso a la Ciudad del Vaticano exclusivamente a las personas que cuenten con certificados europeos o extranjeros que confirmen que se encuentra vacunado. Foto: Archivo.

Estos son los nuevos requisitos para visitar el Vaticano (seas turista, peregrino o incluso ciudadano)

La nueva normativa entra en vigor a partir del 1 de octubre de 2021.

Share this Entry

Redacción ZENIT

(ZENIT Noticias / Ciudad del Vaticano, 23.09.2021).- Por medio de una disposición del 18 de septiembre, el gobernador del Estado de la Ciudad del Vaticano, Cardenal Giuseppe Bertello, dispuso una nueva normativa en el contexto de la emergencia sanitaria derivada de la pandemia. La nueva normativa entra en vigor a partir del 1 de octubre de 2021 y es la siguiente:

1) se permite el ingreso a la Ciudad del Vaticano exclusivamente a las personas que cuenten con el Certificado Digital COVID dado por el Estado (“Green Pass Vaticano”), el “Green Pass Europeo o que cuenten con una certificación extranjera que compruebe que están vacunados o están curados de coronavirus (o en su defecto un test con resultado negativo).

2) el acceso a la Ciudad del Vaticano corre a cuenta de la Gendarmería.

3) la disposición 1 y 2 aplican también a los ciudadanos vaticanos, residentes en el Estado, personal de servicio, visitantes o proveedores de servicios.

4) Se exceptúa de todo lo anterior a quienes participan en las celebraciones litúrgicas durante el tiempo que dura la celebración. Estas personas, no obstante, deben conservar la sana distancia, usar cubre bocas y respetar las demás disposiciones de higiene. 

Otro apartado de las disposiciones dice relación con la seguridad en materia de salud para los trabajadores de la Santa Sede. Finalmente, el artículo 3 de las disposiciones menciona la fecha de entrada en vigor sin dar fecha para la conclusión de las mismas.

Al comunicar estas órdenes, el cardenal Bertello refiere que el Papa le dio su aprobación en la audiencia que tuvo con él el 7 de septiembre pues el mismo Santo Padre dijo que “es necesario asegurar la salud y bienestar de la comunidad de trabajo en el respeto de la dignidad, de los derechos y de las libertades de cada uno de los miembros”.

Share this Entry

Redacción Zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación