Papa Francisco. Foto: Vatican News

La ideología marxista de los años 70 en América Latina hizo daño, afirma el Papa en una carta

En una carta privada, el Papa destaca el mal que la ideología marxista hizo a tantas casas de espiritualidad en los años 70.

Share this Entry

Por: Enrique Villegas

(ZENIT Noticias / Argentina, 15.02.2022).- En ocasión del 50 aniversario del Centro de Espiritualidad Santa María, el papa escribió una carta a la fundadora del centro. En esa carta reflexiona acerca de la misión de un centro de espiritualidad. En este sentido, aunque se trata de una carta no muy extensa, se convierte en un pequeño tratado sobre la misión para casas de retiro católicas. Un aspecto que llama la atención de la carta es la referencia a la ideología marxista que hizo daño a muchos centros de espiritualidad en los años 70. Esa ideología tuvo un nombre (teología de la liberación) y unos promotores especialmente activos.

Por su valor, reproducimos a continuación el texto de esa carta originalmente publicada por el Centro de Espiritualidad Santa María.

***

Santa Marta, 30 de enero de 2022

Señora Inés Ordoñez de Lanús

 

Querida Inés,

 

aquí está tu correo del pasado 18 esperando respuesta. Me disculpo por el atraso debido al aluvión de correspondencia propio de inicio del año. Me alegra la celebración de los 50 años, y me alegra que te acompañe Casaretto, hombre fiel y de sabiduría.

Me alegra la celebración de los 50 años del Centro de Espiritualidad. Hay que agradecer al Señor por este don. Me pedís que te escriba algo sobre el Centro. Quisiera complacerte en esto, y aquí escribo lo que me vaya saliendo.

El camino de un centro de Espiritualidad no debe ser otro que el camino del Evangelio. Sencillo, claro, cotidiano, tras los pasos de Jesús… y aceptando también hacer el camino de “comprender” el Evangelio (que no es lo mismo que “entender”). En el seguimiento de Jesús se simultánean luces y sombras, claridad y oscuridad, gozo y pena… Y para “andar bien” en este “simultáneamiento”, es necesario el diálogo continuo con el Espíritu Santo, luz y amor, creador de las diferencias y, a la vez, creador de la armonía. “Él es la armonía”. El Espíritu Santo es “el alma” de un Centro de Espiritualidad.

Y otra cosa que me viene es “el estilo”. Cuanto más cercano al “estilo de Jesús” será más auténtico. Y el estilo de Jesús era un estilo sencillo, concreto, con el ritmo y “la música” con que se expresaba su pueblo. Concreto y fiel a las raíces recibidas: la de la revelación y la de la cultura. Y, en este sentido, podemos hablar de la “originalidad” de Jesús. No pactó ni entró en el juego de las ideologías de su tiempo: fariseos, saduceos, esenios y zelotes. Se distinguió claramente de ellos y optó por su originalidad.

Y un Centro de espiritualidad debe optar por la originalidad del evangelio. Seguramente será “tentado” por alguna u otra ideología. En su camino de madurez deberá vencer esas tentaciones y “resituarse“ siempre en la originalidad del evangelio. Acordate por ejemplo, el mal que hizo la ideologización de tinte marxista de algunos centros latinoamericanos por los años 70.

Desde este centro, de este núcleo, debe nacer todo y organizarse todo. El camino de seguimiento a Jesús; la armonía es obra del Espíritu al cual debemos estar abiertos, un “método” necesario es la capacidad de discernimiento en el camino. Y esta capacidad es la que marcará el ritmo y asegurará el justo camino.

Inés, esto es lo que me salió del corazón. Me causa gracia tu sentido del humor, pensar en tus 75… “No te olvides de tu madre y de tu abuela” decía Pablo a Timoteo. Teniendo delante la figura de tu mamá (a quien recuerdo muy bien) podés prometerte una “juventud madura” de más años.

 

Te pido, por favor, que reces por mí. Lo hago por vos.

Que Jesús te bendiga y la Virgen Santa, te cuide.

 

Afectuosamente, Francisco

Share this Entry

Redacción Zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación