Aborto. Foto: Archivo

Macron pretende inventar un derecho al aborto para Europa… y para el mundo

El movimiento de Macron marca una escalada significativa: es la primera vez que el presidente de un país pide abiertamente imponer el aborto a todos los demás.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

(ZENIT Noticias / Population Research Institute, 19-20.02.2022).- La presidencia del Consejo de la Unión Europea rota entre los países de la Unión Europea cada seis meses, y para los próximos seis meses es el turno del presidente Emmanuel Macron de Francia. Así, el 19 de enero, Macron acudió a Bruselas para pronunciar su primer discurso. Normalmente es un batiburrillo de tópicos, pero este año Macron decidió utilizarlo para promover el aborto.

Hasta ahora, los burócratas entrometidos y no elegidos de Bruselas no han podido inmiscuirse en los países que tienen leyes que protegen la vida. Por ejemplo, cuando Malta se adhirió a la Unión Europea (UE), especificó que está a favor de la vida y que la UE no puede imponerle el aborto. Esa cláusula sigue en vigor.

La Carta de Derechos Fundamentales de la UE es lo más parecido a una «Constitución» que tiene la Unión Europea. Y en ninguno de sus 154 artículos se menciona el derecho al aborto.  De hecho, el artículo 2.1. dice: «Toda persona tiene derecho a la vida».

En el último año, los burócratas de Bruselas y los diputados de izquierdas han empezado a presionar para conseguir el «derecho» al aborto. El Population Research Institute (PRI) ha informado sobre estas maniobras. Pero el movimiento de Macron marca una escalada significativa: es la primera vez que el presidente de un país pide abiertamente imponer el aborto a todos los demás.

La Carta sólo puede ser modificada por el voto unánime de todos los países de la UE. Actualmente, Malta, Polonia y Hungría ponen obstáculos porque sus leyes prohíben el aborto. Eslovenia y Eslovaquia también se resistirían. Por tanto, el impulso de Macron al aborto no supondrá un cambio inmediato.

Pero es una grave amenaza para la vida. Como dice Jaime Mayor Oreja, ex presidente del Bloque del Partido Popular en el Parlamento Europeo y actual presidente de la Plataforma Uno de Nosotros (de la que forma parte PRI-Europa): «La acción de Macron es extraordinariamente grave. Es una declaración de guerra contra la vida. Macron no ha dejado ninguna duda sobre lo que quiere para la cultura europea.»

Si Macron gana la reelección en Francia el próximo mes de abril de 2022, y sin la alemana Angela Merkel, se convertirá en el líder más poderoso de Europa. Y acaba de anunciar públicamente que quiere hacer del aborto un derecho oficialmente reconocido en la UE. Los progresistas e izquierdistas de Francia y de toda la UE se han alegrado.

Fuentes del PRI en el Parlamento Europeo nos informaron de que el 20 de enero, en la reunión de la Comisión de Salud Sexual y Reproductiva, de los 40 parlamentarios presentes, al menos 30 se pronunciaron a favor de la propuesta de Macron. La batalla ya ha comenzado en los pasillos de Bruselas.

Nuevo presidente del Parlamento Europeo

Hay otros signos de que la agenda pro-aborto está en marcha en la UE. Hace unos días fue elegida una nueva presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, que representa a Malta y es miembro del conservador Partido Popular (conservadores). Siempre se ha mostrado abiertamente en contra del aborto.

Hasta ahora. Puede que la ambición o la presión de la burocracia de Bruselas la hayan llevado a cambiar de postura.

Lo cierto es que durante su discurso de nominación antes de la votación, Metsola no mencionó el aborto ni una sola vez. En cambio, se comprometió con el presidente Macron a apoyar sus políticas en materia de «derechos de la mujer».

Según informa Euronews.com: «La rueda de prensa que siguió a su elección, el martes por la mañana, estuvo rápidamente dominada por el aborto. Para disipar más dudas, la presidenta prometió dejar de votar -en todo tipo de asuntos políticos- y seguir siempre la posición adoptada por el hemiciclo [parlamento]. «La posición del parlamento es inequívoca e inequívoca, y esa es también mi posición», dijo a Euronews en un intento de acallar la polémica que rodea su investidura».

¿Ha abandonado Metsola por completo sus principios provida o se trata simplemente de una retirada táctica temporal?  En cualquier caso, fuentes pro-vida dentro del Parlamento Europeo nos dijeron que estaban decepcionados.

La última semana de enero 2022 no fue una buena semana para la causa de la Vida en Europa. Tenemos un presidente de Francia que quiere inventarse el derecho al aborto y un nuevo presidente del Parlamento que todos pensábamos que era pro-vida, pero que en realidad, puede que no lo sea en absoluto. La batalla cultural en Europa será muy intensa en los próximos meses.

Reacción contra la postura de Macron sobre el aborto

Las reacciones contra el impulso de Macron al aborto no se hicieron esperar. La Federación One of Us, que reúne a más de 40 asociaciones europeas, declaró: «Nuestra Federación levanta su voz en defensa de los más débiles, los bebés no nacidos, y recuerda a la Presidencia francesa del Consejo de la Unión Europea el valor insuperable de la vida y la dignidad de todo ser humano. El futuro de Europa no puede de ninguna manera basarse en el derecho al aborto sin riesgo de extinción».

Lola Velarde, directora ejecutiva de Political Network for Values, declaró: «El intento de Macron de obligar a los Estados miembros a legalizar el crimen del aborto, en contra de los valores más profundos de millones de europeos, no es más que una muestra de ese totalitarismo encubierto que identifica como una amenaza para Europa».

Herman Tersch, eurodiputado del partido español Vox, respondió a Macron en la misma Eurocámara: «Usted está aplicando medidas con el pretexto de Covid que se parecen a las medidas chinas. Son violaciones del Estado de Derecho. … ¡Su guerra ideológica contra Polonia y Hungría no tiene precedentes! No habéis dicho ni una palabra sobre la familia, la natalidad, ese problema. Y resulta que el aborto es vuestra prioridad».

Alejandro Navas, un prestigioso sociólogo, escribió: «La debilidad europea aumentará si el aborto se extiende aún más. Al fin y al cabo, la población es el principal recurso de los países para la economía y la geopolítica. Identificar el aborto con la fuerza es ceguera o ideología suicida».

Vincenzo Bassi, presidente de FAFCE (Federación de Asociaciones Familiares Católicas de Europa), que representa a 27 asociaciones nacionales y locales, declaró: «El reconocimiento de un supuesto derecho al aborto estaría además en flagrante contradicción con la propia Carta, que consagra en sus dos primeros artículos la inviolabilidad de la dignidad humana y el derecho a la vida».

Uno de los mayores logros de Europa es precisamente el reconocimiento de la dignidad y la libertad humanas.

En el PRI estaremos codo con codo con nuestros aliados europeos provida para movilizarnos y defender estos derechos.

El doctor Carlos Beltramo es el Director de la Oficina Europea del Population Research Institute. El presente artículo fue publicado originalmente en inglés con el nombre “Macron Seeks to Invent an Abortion Right for Europe… and for the World”. La traducción al español, del original en lengua inglesa, fue realizada por el director editorial de ZENIT, el P. Jorge Enrique Mújica, LC.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

Redacción Zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación