Kirill y Papa Francisco. Foto: Vatican News

El Papa consagra Rusia y Ucrania a María, Kirill reza a la Virgen: la réplica del patriarca ruso a la iniciativa pontificia

Un día después de que el papa anunciará la consagración que haría de Rusia y Ucrania al Inmaculado Corazón de María, Kirill de Moscú anunciaba también su propia iniciativa.

Share this Entry

(ZENIT Noticias / Moscú, 17.03.2022).- El martes 15 de marzo el Papa anunciaba por medio de un tuit que el 25 de marzo, durante una liturgia penitencial en la Basílica de San Pedro, consagraría a Rusia y Ucrania al Inmaculado Corazón de María. Contemporáneamente, en Fátima, Portugal, lo haría también en su nombre un legado pontificio, el cardenal Konrad Krajewski.

Apenas pasó un día cuando el patriarca ortodoxo de Moscú y simpatizante de Putin respondió con otra iniciativa también de cariz mariano. 

En una comunicación a todos los fieles del patriarcado ruso les dijo: “Estamos atravesando un período histórico difícil: todos nuestros pensamientos, preocupaciones y oraciones están relacionados con los acontecimientos en curso en Ucrania. Pero incluso en los momentos más difíciles de la prueba, nuestro pueblo ha buscado la ayuda de la Santísima Virgen María, que siempre ha sido una celosa intercesora y protectora de la Santa Rusia”.

 Y a continuación agregaba: “En los días de la Gran Cuaresma, en los que la Iglesia está en arrepentimiento ante el Señor, os invito a todos, queridos míos, a leer diariamente el «Canon de oración a la Santísima Madre de Dios, cantado en toda aflicción y circunstancia», añadiéndole la oración ya confirmada por el restablecimiento de la paz”.

Era la primera vez que un hombre, que durante todo el periodo de la invasión rusa se había posicionado a favor de la intervención rusa, incluso haciendo piruetas retóricas para justificarla, daba un vuelco promoviendo ahora acciones por la paz.

El patriarca Kirill termina la comunicación anotando: “Dirijamos nuestra mirada y nuestra simpatía a la celosa Protectora de la raza cristiana, para que por su incesante intercesión maternal el humanitario Señor incline su misericordia hacia nuestros pueblos y les conceda una paz firme e irrevocable”.

Share this Entry

Joachin Meisner Hertz

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación