Elecciones en Colombia

¿Qué dice la Iglesia tras la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Colombia?

De cara a la segunda vuelta presidencial en Colombia, del próximo 19 de junio, monseñor Héctor Fabio Henao Gaviria, delegado de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC) para las relaciones Iglesia-Estado, ofreció tres recomendaciones para que se elija de manera consciente al nuevo mandatario de Colombia.

Share this Entry

(ZENIT Noticias / Bogotá, 02.06.2022).- Con tres verbos: ver, juzgar y actuar, el arzobispo de Bogotá y presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Luis José Rueda Aparicio, ofrece un ejercicio, a la luz de la fe, que permitirá discernir el momento que vive Colombia en materia de elecciones presidenciales para la segunda vuelta.

Acompañado de textos bíblicos, el prelado plantea varias preguntas que permitirán al ciudadano analizar y sugerir respuestas propias sobre el aporte que puede dar en la construcción de una sociedad más justa y reconciliada.

Además, el ejercicio anima a leer y analizar el texto del Evangelio de Mateo 20, 25-28 y el numeral 186 de Encíclica Fratelli tutti. A partir de estos textos plantea dos grandes interrogantes: ¿Qué nos dice el texto del Evangelio y la Encíclica Fratelli tutti sobre nuestra realidad política? ¿Qué esperanzas tengo frente a las propuestas de los candidatos?

Por otra parte, pero también de cara a la segunda vuelta presidencial en Colombia, del próximo 19 de junio, monseñor Héctor Fabio Henao Gaviria, delegado de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC) para las relaciones Iglesia-Estado, ofreció tres recomendaciones para que se elija de manera consciente al nuevo mandatario de Colombia.

Fortalecimiento de la democracia. A este respecto dijo que debe darse una participación consciente, activa e incluyente, donde se exprese realmente los valores de la civilidad y la ciudadanía.

Empoderamiento de los programas de gobierno. Observó que es importante pensando en clave del bien común, estudiar y analizar cuidadosamente las propuestas que plantean los candidatos en sus programas de gobierno.

Excluir todo lenguaje de odio o violencia. Instó para que el lenguaje que se utilice a todo nivel no sea de odio, discriminación, estigmatización o violencia, esto, dijo el directivo, “es contrario al fortalecimiento de la democracia y le hace un daño de largo plazo a nuestra nación”.

Share this Entry

Redacción Zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")