1 de cada 8 sacerdotes ha recibido apoyo de Ayuda a la Iglesia Necesitada, quien rompe récord de recaudación a favor de cristianos perseguidos

También financió la formación de 13.381 seminaristas, aproximadamente uno de cada ocho en el mundo y ayudó a 1 de cada 3 diócesis en el mundo.

Share this Entry

(ZENIT Noticias / Roma, 16.06.2022).- En 2021 la organización católica internacional y fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) recibió más de 133 millones de euros en donaciones (en 2020 habían sido 122,7) en apoyo a los cristianos perseguidos y que sufren en todo el mundo. En particular, los benefactores italianos contribuyeron con más de 5,7 millones de euros (+9,2% en comparación con 2020).

«En 2021, la generosidad de nuestros benefactores en más de 23 países permitió a AIN apoyar proyectos por un total de 105,9 millones de euros. Sólo podemos agradecerles, en nombre de nuestros hermanos y hermanas que sufren, este apoyo excepcional durante el segundo año de la pandemia de Covid-19, y estamos seguros de que Dios les recompensará con creces por su ayuda», declaró el Presidente Ejecutivo Internacional, Thomas Heine-Geldern.

De los 105,9 millones de euros, 92,8 millones (el 87,6%) financiaron 5.298 proyectos en 132 países donde la Iglesia sufre persecución o extrema pobreza. Otros 13,1 millones (12,4%) se utilizaron para cumplir la misión de información, defensa y oración de AIN, por ejemplo, mediante la producción y distribución del «Informe sobre la Libertad Religiosa». También se asignó un excedente de 4,6 millones de euros a proyectos para el año 2022.

Del total de 128,5 millones de euros gastados, 8,6 millones de euros (6,7%) se destinaron a la administración y 14 millones de euros (10,9%) a las relaciones con los donantes y la recaudación de fondos. Como es habitual, las donaciones a AIN fueron realizadas por particulares, ya que la fundación no acepta subvenciones públicas, salvo excepciones documentadas.

Los efectos devastadores de la pandemia en muchos países en desarrollo exigieron una respuesta enérgica de AIS, con proyectos relacionados con Covid por valor de 9,7 millones de euros.

India encabeza la clasificación por el importe total de los proyectos financiados, con más de 12 millones de euros. Al país asiático le siguen Ucrania, Líbano, Siria y la República Democrática del Congo.

Geográficamente, destaca África, que recibe el 30,7% de las ayudas, mientras que Asia y Oceanía ocupan el segundo lugar (22,3%). En Oriente Medio (16,9% de la ayuda), AIN continuó con su compromiso, especialmente en Líbano, Siria e Irak, donde la fundación financió proyectos para apoyar a los cristianos que desean permanecer en sus países de origen a pesar de la persecución, las guerras y las crisis económicas.

En consonancia con la misión pastoral de AIN, la financiación ha incluido la formación de sacerdotes y religiosos, el suministro de transporte (por ejemplo, coches o barcos para las parroquias de territorios remotos) y la construcción y renovación de iglesias. En 2021, AIN apoyó la adquisición de 1.338 vehículos y contribuyó a la construcción de 307 iglesias, 157 monasterios y noviciados, 295 centros pastorales y 52 seminarios.

La fundación también distribuyó ayuda financiera a los sacerdotes que servían en comunidades oprimidas y pobres. Un total de 52.879 sacerdotes de África, Asia, Europa del Este, América Latina y Oriente Medio recibieron ofrendas para la celebración de misas. Estas cifras muestran que aproximadamente uno de cada ocho sacerdotes en el mundo se ha beneficiado de esta ayuda, y que cada 15 segundos se celebra una misa en algún lugar del mundo según las intenciones de los benefactores. La educación es una piedra angular del apoyo que presta la fundación. En 2021, la AIN financió la formación de 13.381 seminaristas, aproximadamente uno de cada ocho en el mundo.

También en 2021, AIN financió proyectos en un total de 1.181 diócesis. Teniendo en cuenta que la Iglesia reconoce 3.026 territorios eclesiásticos, la fundación pontificia ayudó directamente a una de cada tres diócesis católicas del mundo.

«La generosidad de los donantes de AIN sigue marcando la diferencia en la vida de los cristianos perseguidos, discriminados y pobres. Estas comunidades son una inspiración para nosotros, por la forma en que viven su fe a pesar de las dificultades inconcebibles para nosotros en Occidente. Nosotros enviamos ayuda material, ellos responden con el ejemplo y la gratitud que se convierte en oración», comentan Alfredo Mantovano y Alessandro Monteduro, presidente y director respectivamente de AIN Italia. «En 2021, como en años anteriores desde 1963, Ucrania fue uno de los países que más se benefició de la financiación de la AIN. El hecho de que tuviéramos tantos proyectos y socios sobre el terreno nos permitió intervenir rápidamente en 2022, nada más empezar la guerra», concluyen Mantovano y Monteduro.

Share this Entry

Redacción Zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")