Foto: Arainfo

La respuesta de un historiador alemán a la acusación más absurda contra Benedicto XVI

Una de las acusaciones más habituales contra Benedicto XVI, lanzada habitualmente desde medios de izquierda y de extrema izquierda, tiene relación con su paso por las Juventudes Hitlerianas, la organización juvenil del Partido Nazi.

Share this Entry

Por: Elentir

 

(ZENIT Noticias – Contando Estrelas / Vigo, 03.01.2023).- El Papa Emérito Benedicto XVI, fallecido el 31 de diciembre, fue víctima de toda clase de difamaciones durante su vida y lo sigue siendo una vez muerto.

Una de las acusaciones más habituales contra Benedicto XVI, lanzada habitualmente desde medios de izquierda y de extrema izquierda, tiene relación con su paso por las Juventudes Hitlerianas, la organización juvenil del Partido Nazi. Joseph Ratzinger nació en 1927. Tenía 12 años cuando empezó la Segunda Guerra Mundial. En 2006, el medio alemán Handelsblatt señaló sobre esta cuestión que el régimen nazi exigió la afiliación obligatoria a partir de marzo de 1939, y que si bien los responsables del seminario en el que estaba Joseph resistieron hasta octubre, finalmente tuvieron que acceder, de forma que Joseph Ratzinger fue alistado obligatoriamente cuando tenía 14 años, {pero se negó a participar en las actividades de las Juventudes Hitlerianas}.

Ese medio alemán recuerda que el régimen nazi desconfiaba de los seminaristas alistados de forma obligatoria en las Juventudes Hitlerianas, porque los consideraba contrarios al régimen. El propio Joseph recordaba que fue objeto de burlas por parte de los nazis en esa organización juvenil, por señalar que quería ser sacerdote. Recordemos que la prensa nazi llevaba años difamando a los sacerdotes católicos. Recordemos que la Iglesia Católica llevaba denunciando los abusos de los nazis ya desde su llegada al poder en 1933. En Austria, una de las primeras cosas que hicieron los nazis tras la anexión fue prohibir las organizaciones juveniles católicas y la enseñanza de la religión católica en las escuelas.

Sobre la cuestión de Joseph Ratzinger y las Juventudes Hitlerianas ya hubo una absurda polémica promovida por medios de varios países cuando fue elegido Papa. Algunos incluso recortaron una foto suya para acusarle de hacer el saludo naziTodo valía, incluso la manipulación y la mentira, para atacar a Benedicto XVI. Nada nuevo que no hubiese sufrido la Iglesia Católica en sus casi 2.000 años de historia. Un historiador alemán muy crítico con el nazismo, Hans-Ulrich Wehler, respondió a esas absurdas acusaciones contra Benedicto XVI en una entrevista publicada por Der Spiegel en 2005:

«Encuentro grotesca toda la controversia. Desde diciembre de 1936, endurecida en 1938, existía una ley de juventud obligatoria, según la cual todos los niños de diez años y todas las niñas de 10 años eran admitidos en las Juventudes Hitlerianas el 20 de abril, es decir, el día del cumpleaños de Hitler. Primero en el grupo juvenil alemán de 10 a 14 años, luego cambiaron a las Juventudes Hitlerianas reales de 14 a 18 años. Uno puede criticar al Sr. Ratzinger desde varios puntos de vista. Pero debe quedar claro que él, nacido en 1927, no pudo evitar servir en un pueblo bávaro entre los Deutsches Jungvolk».

«Deutsches Jungvolk» (Jóvenes Alemanes) era la sección de las Juventudes Hitlerianas reservada a niños entre los 8 y los 14 años. Así pues, en esta cuestión Benedicto XVI fue víctima de una imposición totalitaria de los nazis, y ahora la izquierda la usa para criminalizar a la víctima, que por entonces sólo era un niño. Además de ser una crítica absurda, es profundamente ruin.

Lo que cabe preguntarse es: ¿los medios que hoy atribuyen un «pasado nazi» a Benedicto XVI atribuyeron también ese mismo pasado a políticos de izquierda que sufrieron la misma imposición? Y en el caso de los medios españoles, ¿hablarán del «pasado falangista» de muchos políticos de izquierdas que también fueron obligados a formar parte del Frente de Juventudes cuando eran niños? Si eres de izquierda se te perdona todo.

Share this Entry

Redacción Zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")