Mark Ivan Rupnik. Foto: Vida Nueva

Caso Rupnik: jesuitas eslovenos emiten declaración

En el comunicado le piden perdón a las víctimas por no haber escuchado su testimonio en tiempo.

Share this Entry

(ZENIT Noticias / Lubliana, 10.01.2023).- Los jesuitas eslovenos han publicado una declaración con relación al caso Rupnik. Por su interés, ofrecemos una traducción al castellano:

***

Los jesuitas eslovenos, reunidos en nuestro encuentro anual a finales de diciembre, queremos responder a las acusaciones de abusos contra el P. Mark Ivan Rupnik. Aunque muchos hechos permanecen ocultos para nosotros, nos sentimos obligados a decir lo siguiente.

Nos han conmocionado profundamente los testimonios publicados de monjas que han acusado al Padre Rupnik de diversas formas de violencia y abusos. Creemos en la sinceridad de las monjas y otras víctimas que han hablado sobre su sufrimiento y otras circunstancias relativas a abusos emocionales, sexuales y espirituales por parte de nuestro cohermano. Es evidente que, como Provincia, no hemos sabido escuchar a las víctimas en el pasado ni tomar las medidas adecuadas para aclarar las cosas y poner fin al sufrimiento. Aceptamos y comprendemos plenamente la indignación, la rabia y la frustración de las víctimas y sus seres queridos.

Pedimos sinceramente perdón a todos. En primer lugar a las víctimas que en el pasado no han sido realmente escuchadas por las autoridades de la Compañía de Jesús. De manera especial, pedimos perdón a los miembros actuales y antiguos de la Comunidad de Loyola. Sus confesiones demuestran sin lugar a dudas que los dirigentes eclesiásticos competentes no tomaron las medidas adecuadas, lo que ha aumentado y prolongado el indecible sufrimiento de varias mujeres.

Como nosotros, muchos cristianos y otras personas que han encontrado inspiración para su fe y su vida en el Padre Rupnik están conmocionados por el escándalo. Confiamos en que el arduo camino de arrepentimiento y purificación, lleno de decepciones, dificultades, pena, ira, vergüenza y dolor, nos conduzca gradualmente a un fortalecimiento de la fe auténtica y a una comunión más profunda dentro de la comunidad eclesial. Lo que está construido sobre Dios no puede ser destruido por la debilidad y el pecado humanos; lo que es meramente humano caerá tarde o temprano.

Como es bien sabido, el P. Rupnik trabaja en Roma desde 1993 y, por tanto, es directamente responsable ante la dirección de la Orden de los Jesuitas en Roma. Nosotros, los jesuitas eslovenos, no tenemos información directa sobre el proceso contra este cohermano, y nuestras posibilidades de acción son también limitadas. Apoyamos a la dirección de nuestra Orden en sus esfuerzos por llegar al fondo del asunto y tomar las medidas oportunas. Todos queremos que se sepa toda la verdad para que se haga justicia a todos los implicados.

Tanto en la Iglesia como en la sociedad civil, las personas competentes sólo pueden actuar tras recibir información de las víctimas o de quienes conocen los hechos. Si el autor niega el delito, o si una víctima o testigo se niega a hablar, suele ser necesaria una investigación y un juicio para establecer la verdad. Comprendemos que a muchas víctimas les asuste un proceso largo y doloroso, por lo que las animamos aún más a participar en el procedimiento. Es nuestro sincero deseo que las víctimas y los testigos -así como otras personas que puedan estar implicadas- hablen; si no públicamente, al menos de forma confidencial ante las personas e instituciones competentes. Puede ponerse en contacto con varuh@sj.si (en Eslovenia) o teamreferente.dir@gmail.com (en Roma).

Aunque el panorama actual de los hechos y circunstancias dista mucho de ser completo, los jesuitas eslovenos se comprometen a:

– apoyar a las víctimas y a todos los perjudicados;

– cooperar con las instituciones competentes en Eslovenia y en el extranjero en relación con este y otros casos de abusos desde nuestras filas;

– aceptar sugerencias privadas y públicas sobre el camino a seguir.

– Invitamos a todas las personas de buena voluntad a abrir el diálogo, la ayuda y la cooperación.

Gracias a todos los que se han puesto en contacto con nosotros y con muchos otros hasta ahora y han alzado la voz.

Jesuitas eslovenos

Share this Entry

Redacción Zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación