miembros de la Papal Foundation.Foto: Vatican Media

Unidad y transparencia: dos modos de colaboración con el Papa según Francisco a la Papal Foundation

Print Friendly, PDF & Email

Discurso a los miembros de la Papal Foundation en audiencia especial en el Vaticano.

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

(ZENIT Noticias / Ciudad del Vaticano, 21.04.2023).- Por la mañana del viernes 21 de abril, el Papa recibió en audiencia en la Sala del Consistorio del Palacio Apostólico a miembros de la Papal Foundation. La misión de la Papal Foundation es servir al Santo Padre y a la Iglesia Católica Romana. Esto se hace mediante la aportación y contribución de energía y recursos económicos, para servir a aquellas necesidades de la Iglesia que son de particular importancia para el Santo Padre, siempre con el compromiso de caminar en unión con el Santo Padre y el Magisterio de la Iglesia.

***

Me complace saludaros a vosotros, Miembros, Administradores y Delegados de la Papal Foundation, y haceros llegar mis mejores deseos, acompañados de la oración, para vuestra estancia en la Sede de Pedro, llamada por el Señor en la Última Cena, en presencia de otros, a confirmar a los hermanos y a servir de signo visible de unidad para la Iglesia (cf. Lc 22, 31-32). Esta encomienda pública de responsabilidad, transmitida a sus sucesores, es compartida en diversos grados por todas las entidades que ayudan directa o indirectamente al Papa en el cumplimiento de su misión. Al ser calificada de «pontificia» -Fundación Pontificia-, queridos hermanos y hermanas, vuestra Fundación puede contarse ciertamente entre ellas.

A la luz de la responsabilidad por la unidad confiada a Pedro y a sus sucesores, quisiera subrayar dos aspectos de vuestra colaboración con la misión del Papa.

[La promoción de la unidad]

El primero es la promoción de la unidad. Por desgracia, vemos incluso en nuestros días cómo la unidad de la Iglesia está herida por la división. Y el diablo es especialista en luchar contra la unidad, ¡es un especialista! A menudo esto se debe a la influencia de ideologías y movimientos que, aunque a veces tienen buenas intenciones, acaban fomentando partidos y críticas, en los que todos desarrollan un cierto complejo de superioridad a la hora de entender la práctica de la fe. Esto se ve agravado por la aplicación de terminología mundana, especialmente política, al hablar de la Iglesia y de la propia fe. San Pablo previno a la Iglesia naciente contra estos instrumentos de división, que hablan superficialmente o rechazan de plano la naturaleza de la Iglesia, como unidad en la diversidad, como unidad sin uniformidad (cf. 1 Co 3,1-9; Rm 16,17-18). Y quien realiza esta unidad sin uniformidad, el único capaz de hacerlo es el Espíritu Santo.

Motivados por una fe sincera y un vivo deseo de ayudar a los demás, los miembros de la Papal Foundation se elevan por encima de estas divisiones sectarias y promueven la unidad a través de la generosa financiación, cada año, de numerosos proyectos y becas que proporcionan una ayuda vital, sin prejuicios ni discriminaciones, a nuestros hermanos y hermanas de todo el mundo. Con gratitud por vuestro testimonio en este sentido, os animo a perseverar en este servicio distintivo a la unidad de la Iglesia universal.

[La transparencia]

El segundo aspecto, recordado por la atribución de la responsabilidad de la unidad de la Iglesia a Pedro y a sus sucesores, es la transparencia. Unidad y transparencia.

Como sabéis, en los últimos años la Santa Sede ha dado pasos considerables para garantizar que los servicios prestados a la Iglesia universal y a la sociedad en general por sus diversos Dicasterios, Instituciones y Oficinas se lleven a cabo con la adecuada transparencia. Esto es particularmente importante en el servicio de la caridad, que depende de la buena voluntad y la generosidad de tantas personas en todo el mundo.

Aunque no son comparables a los inmensos daños derivados de la falta de protección de los más vulnerables frente a las diversas formas de abuso, los escándalos financieros causados por la falta de vigilancia y transparencia dañan el buen nombre de la Iglesia y pueden poner en entredicho la credibilidad de la propia fe. En este sentido, agradezco y aprecio a la Fundación Pontificia su constante compromiso por mantener las medidas de transparencia adecuadas, para que la financiación de becas y proyectos beneficie realmente a los necesitados y contribuya a la construcción del Reino de Dios en la tierra. Y nada se quede en la calle, ni en los bolsillos.

Queridos amigos, una vez más os expreso mi gratitud por todos vuestros esfuerzos y os ruego que se renueve vuestro celo para ayudar a la obra caritativa del Obispo de Roma, que preside en la caridad a toda la Iglesia (cf. Ignacio de Antioquía, Carta a los Romanos, Proem). Gracias, muchas gracias.

Sé que hacéis este trabajo con alegría, con gozo. Nunca perdáis el sentido del humor, nunca, poneros manos a la obra, que es muy importante. Os encomiendo, junto con vuestras familias y las personas vinculadas a vuestra misión, a la intercesión de María, Madre de la Iglesia, y os bendigo de corazón. Y os pido, por favor, que no os olvidéis de rezar por mí. Gracias.

 

Traducción del original en lengua italiana realizada por el director editorial de ZENIT.

Share this Entry

Redacción Zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }