Acto de desagravio en la Basílica de San Pedro. Foto: Vatican Media

Vaticano: así fue el acto de desagravio por profanación del altar de la Basílica de San Pedro

El rito penitencia inició frente al altar principal, debajo del baldaquino de Bernini, a las 12 del día, con la petición de perdón a Dios.

Share this Entry

(ZENIT Noticias / Ciudad del Vaticano, 04.06.2023).- A raíz del acto de profanación del altar principal de la Basílica Vaticana ocurrido la tarde del jueves 1 de junio, al mediodía del sábado 3 de junio se tuvo una liturgia de reparación en torno al altar profanado.

El acto litúrgico (previsto en el Caeremoniales Episcoporum, cap. XX), estuvo presidido por el cardenal Mauro Gambetti, arcipreste de la Basílica de San Pedro, quien estuvo acompañado por los canónigos y algunos fieles.

El rito penitencia inició frente al altar principal, debajo del baldaquino de Bernini, a las 12 del día, con la petición de perdón a Dios. Ante el altar el cardenal Gambetti dijo: “Estamos reunidos aquí para confesar una vez más nuestra fe y para invocar misericordia”.

En las palabras tras la liturgia de la Palabra, el cardenal Gambetti dijo (refiriéndose a las estructuras de pecado de las que habló san Juan Pablo II durante su pontificado): «Es también esta estructura de pecado la que provoca que una persona que quizás no se siente escuchada, que quiere llamar la atención sobre la pobreza del mundo, como las situaciones en las que viven los niños de Ucrania, que impulsa a una persona para quizás ser escuchada a hacer un gesto inapropiado, verdaderamente desagradable aquí, en el Altar de la Confesión, como sucedió el otro día». Y agregó: «Estamos aquí para decir al Señor: ‘Reconocemos que estas estructuras de pecado condicionan nuestras acciones personales y las de la sociedad’ y ‘Señor, te pedimos perdón. Purifícanos. Purifícanos'».

Cardenal Mauro Gambetti

A continuación, se rezó el Credo, se bendijo con agua y se entonaron las letanías penitenciales tras lo cual se roció con agua bendita el altar. La ceremonia concluyó con el rezo del Padre Nuestro, la bendición y el canto del Salve Regina.

¿Qué ha pasado con el nudista?

El hombre que cometió la profanación es un varón polaco que tenía pintada en su espalda la leyenda “Save the children of Ukraine” (“Salven a los niños de Ucrania”). Tras ser capturado por la gendarmería vaticana, fue entregado a la policía italiana quien le hizo abandonar el país.

Cardenal Mauro Gambetti

Share this Entry

Jorge Enrique Mújica

Licenciado en filosofía por el Ateneo Pontificio Regina Apostolorum, de Roma, y “veterano” colaborador de medios impresos y digitales sobre argumentos religiosos y de comunicación. En la cuenta de Twitter: https://twitter.com/web_pastor, habla de Dios e internet y Church and media: evangelidigitalización."

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación