Mark Ivan Rupnik Foto: AgenciaSIR

Rupnik corrige a la Compañía de Jesús: él pidió salir primero y con él todos los jesuitas del Centro Aletti

Print Friendly, PDF & Email

Según Maria Campatelli, directora del Centro Aletti, «el acontecimiento que condujo a su dimisión merece una reconstrucción que tenga en cuenta al menos otros elementos».

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

(ZENIT Noticias / Roma, 17.06.2023).- A raíz de la Declaración emitida por la Compañía de Jesús acerca de la expulsión de la congregación de Marko Ivan Rupnik, por reiterada desobediencia, la directora del Centro Aletti publicó una carta en la web del centro y en la que, de hecho, contesta y contradice los motivos aducidos por los jesuitas para la expulsión del jesuita esloveno.

Según Maria Campatelli, directora del Centro Aletti, «el acontecimiento que condujo a su dimisión merece una reconstrucción que tenga en cuenta al menos otros elementos».

Esos elementos, según la discípula de Rupnik, son tres:

  1. Inexplicablemente, el comunicado de la D.I.R. (Casas y Obras Interprovinciales de la Compañía de Jesús) omite dar a conocer que fue el propio P. Marko Rupnik, ya el 21 de enero, quien presentó a la Compañía de Jesús, observando todas las condiciones canónicas exigidas, una solicitud para que se le permitiera abandonar la Orden, ya que su confianza en sus superiores se había quebrado por completo una vez que éstos, por desgracia, habían demostrado repetidamente favorecer una campaña mediática basada en acusaciones difamatorias y no probadas (que exponían al P. Rupnik y a todo el Centro Aletti al linchamiento), en lugar de proporcionar a la prensa información correcta basada en actos y documentos en su poder, que demostraban una verdad diferente de la publicada.
  2. (…) el comunicado del D.I.R. omite mencionar que, por los mismos motivos de desconfianza hacia sus superiores, los demás jesuitas del Centro Aletti también han solicitado el indulto de salida de la Compañía y están a la espera de que concluya el procedimiento pertinente para poder seguir ejerciendo su ministerio sacerdotal.
  3. En este contexto, centrado en la solicitud previa del P. Rupnik de abandonar la Orden, parece intuible la ilógica de la nueva missio con traslado que se le encomendó el 9 de marzo, a no ser que se quiera entender su finalidad puramente instrumental de pre-constituir (como de hecho ocurrió) el presupuesto para una desobediencia en la que basar luego el Decreto de destitución.

La directora del Centro Aletti y discípula de Marko Rupnik, acusado y condenado por abusos psicológicos y sexuales contra mujeres adultas, agrega que «Es presumible, por tanto, que el Padre Rupnik se mantenga firme en su ya manifestado deseo de abandonar la Orden, continuando viviendo este momento en discernimiento y comunión eclesial».

Share this Entry

Redacción zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }