Foto: Matters India

¿Hacia el cisma por la liturgia? Siro malabareses reciben a Delegado del Papa a huevazos

El punto de conflicto sigue siendo la solución de compromiso entre las distintas formas previamente utilizadas, adoptada por el Sínodo siro-malabar en 2021, que establece que el celebrante debe dirigirse hacia el altar durante el momento central de la liturgia. La abrumadora mayoría del clero de Ernakulam-Angamaly, que constituye la arquidiócesis más grande de la Iglesia siro-malabar y abarca cerca de una décima parte de los fieles, rechaza aceptar esta solución.

Share this Entry

Elizabeth Owens

(ZENIT Noticias / Kochi, 17.08.2023).- La misión del arzobispo eslovaco Cyril Vasil, designado como delegado pontificio en la India para resolver una disputa que lleva ya dos años, no está logrando aliviar las tensiones entre la Arquidiócesis de Ernakulam-Angamaly y el resto de la Iglesia siro-malabar en relación a la cuestión de la modalidad «unificada» para la celebración de la Santa Qurbana, el rito eucarístico de esta antigua Iglesia de rito oriental en comunión con Roma.

El punto de conflicto sigue siendo la solución de compromiso entre las distintas formas previamente utilizadas, adoptada por el Sínodo siro-malabar en 2021, que establece que el celebrante debe dirigirse hacia el altar durante el momento central de la liturgia. La abrumadora mayoría del clero de Ernakulam-Angamaly, que constituye la arquidiócesis más grande de la Iglesia siro-malabar y abarca cerca de una décima parte de los fieles, rechaza aceptar esta solución, ya que, después del Concilio Vaticano II, adoptaron el rito en el que el celebrante mira hacia la asamblea. La Iglesia siro-malabar, la cual tiene fuertes vínculos con Roma, se ha visto forzada a emitir una declaración oficial en respuesta a las manifestaciones que han surgido. Según el servicio de prensa asiático «Ucanews», se ha catalogado a estas protestas como injustificadas, anticristianas y sediciosas. Un giro sorprendente en la situación es que las mismas personas que inicialmente solicitaron la presencia del enviado papal ahora se encuentran bloqueando su labor y protestando en su contra.

El clero de Ernakulam-Angamaly y los grupos de fieles están expresando su enérgica oposición al arzobispo Vasil después de su llegada hace unas semanas. En una carta a los fieles, el delegado pontificio dejó en claro que su función no es reabrir la discusión, sino hacer que se acepte la solución elegida por el Sínodo siro-malabar. La reacción del clero de Ernakulam-Angamaly ha sido contundente: muchos se han negado a leer el mensaje del arzobispo Vasil a los fieles y abiertamente cuestionan su mandato, acusándolo de no haber promovido un verdadero diálogo entre las partes. En su protesta, también resurgen acusaciones sobre la gestión de la Iglesia siro-malabar por parte del arzobispo mayor, el cardenal George Alencherry, incluso mencionando la controvertida compra y venta de terrenos que había causado controversia en esta Iglesia de rito oriental.

Los quejosos están solicitando a Roma que la Arquidiócesis de Ernakulam-Angamaly se separe de la Iglesia siro-malabar si realmente no se desea reabrir la discusión sobre la solución adoptada por el Sínodo. El rechazo hacia el delegado pontificio se hizo aún más evidente el lunes por la noche, cuando monseñor Vasil intentó celebrar una misa en la Basílica de Santa María y grupos de sacerdotes y fieles le impidieron el acceso a través de la entrada principal, incluso arrojándole botellas de agua y huevos, según informes de «Ucanews». Solo con la intervención de unos cien agentes de policía se logró superar esta resistencia.

En respuesta a este incidente, el prelado se expresó durante la homilía de la celebración de la festividad de la Asunción en el Monte de San Tomás, el sitio tradicionalmente asociado al martirio del apóstol evangelizador de la India y sede principal de la Iglesia siro-malabar. Dirigiéndose a los fieles, monseñor Vasil recordó «la total obediencia» de la Virgen a la voluntad de Dios, actitud que, según él, la Iglesia siro-malabar «ha demostrado tanto a lo largo de su historia». Además, recordó cómo el Papa Francisco ha seguido de cerca la cuestión de la «liturgia unificada». «La decisión fue tomada por el Sínodo, aprobada por la Santa Sede y, por lo tanto, es legítima y no puede ser objeto de discusiones interminables», explicó. Agregó que el Papa personalmente fue informado de las objeciones y consideró una solicitud de una dispensa especial para una variante litúrgica local, pero en una carta enviada el 3 de julio de 2021 a toda la Iglesia siro-malabar dejó claro que la unidad debe prevalecer sobre el conflicto, alentando una implementación rápida de la liturgia unificada.

«Esta voz paterna del Santo Padre no ha sido escuchada por muchos sacerdotes y, en muchos casos, incluso se ha ocultado a los laicos», agregó Vasil. «¿Están con el Santo Padre, quieren seguir siendo sacerdotes y miembros de la Iglesia católica y de su Iglesia siro-malabar, o prefieren darle preferencia a la voz de los instigadores que los llevan a la desobediencia al Santo Padre, a los legítimos pastores de su Iglesia siro-malabar y a la Iglesia católica?».

«Estoy seguro -concluyó- de que muchos sacerdotes y laicos han protestado de buena fe. Muchos están adoptando este camino del orgullo, creyendo que solo están ejerciendo su derecho al diálogo y al debate, creyendo que la insistencia finalmente dará frutos. Pero el único fruto será un gran daño a la Iglesia, un gran escándalo ante quienes nos observan y un daño espiritual que resulta de la desobediencia a la voluntad de Dios. ¿Realmente quieren ser responsables del grave pecado de tal desobediencia?». Medio millón de católicos son los que pertenecen a esta arquidiócesis en litigio ya no sólo con el arzobispo mayor del rito sino ahora también con el Papa.

Con información de AsiaNews y UCANews.

Share this Entry

Redacción zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")