El Método billings como medio al servicio del amor y la vida

España: promueven el Método Billings para paternidad responsable como medio al servicio del amor y la vida

El Método Billings es un método natural de reconocimiento de la fertilidad impulsado por los doctores John y Evelyn Billings en Australia en el año 1953. Método que estaría respaldado por el Dr. Brown el cual realizó más de 750.000 ensayos hormonales para apoyar la base científica de este método. En 1972 se publican por primera vez las bases científicas del método, desde estos avances hasta el día de hoy los científicos han respaldado las reglas de este método y su eficacia.

Share this Entry

Pablo Hertfelder Garcia-Conde

(ZENIT Noticias / Barcelona, 19.09.2023).- Han pasado más de 70 años desde que se empezase con la investigación de este método. La asociación internacional WOOMB (World Organization Ovulation Method Billings) nació en Los Ángeles (California) en el año 1975, hoy en día cuenta con representación en los cinco continentes del mundo y promueve uno de los métodos naturales más reconocidos para el logro de una ‘paternidad responsable’.

Desde la Asociación Woomb España, centro de enseñanza acreditado para la formación de este método, inciden en que la aceptación social de este método ha aumentado notablemente en estos últimos años, dado que se trata de un método eficaz, simple y que toda mujer y parejas pueden aprende;, no distingue de clases sociales ni de niveles culturales.

Andrea y Daniel son una de las parejas que han apostado por el método Billings como “camino de vida” y han querido hablar con ZENIT para contarnos su experiencia. Exponen que este método les ha cambiado la vida, no sólo por su eficacia (han tenido tres maravillosos hijos), sino que además les ha enseñado a “amar y entender el cuerpo del otro”, algo que con otros métodos esto no es factible. Daniel y Andrea inciden que la comunicación en la pareja es fundamental y que con el Billings han hallado un método de vida, un camino que no sólo queda en reconocer la sexualidad como una entrega y una donación a la otra persona, sino a valorar que el cuerpo habla y lo hace a través de signos que con este método se pueden entender.

María Luisa Gabás es enfermera, monitora acreditada por la asociación Woomb España (WOOMBESP), única organización acreditada para la enseñanza de este método y dependiente de la Organización internacional del Método Billings. ZENIT se ha puesto en contacto con ella para respondernos algunas preguntas.

Según esta experta, el Método Billings nunca ha sido un método anticonceptivo, es más, precisa que se trata de un método que busca el reconocimiento de la fertilidad: incide en la importancia de reconocer el momento de la ovulación dado que es el momento más importante ya que una mujer que ovula es una mujer sana y por lo tanto su aparato reproductivo está funcionando correctamente, mientras que una mujer que no ovula puede estar teniendo problemas que, con el Método Billings, da pie a reconocerse. Así mismo la enfermera Gabás expone que en todo momento se respeta el ciclo menstrual en toda su integridad, no poniendo ninguna barrera en la fisiología femenina ni en la masculina y, por supuesto, no se atenta contra la vida del bebé en el caso de que se produzca fecundación, si se han mantenido relaciones en los días fértiles.

Comenta también María Luisa: “El conocimiento de la fertilidad ayuda a respetar la vida desde el instante de la concepción, a darse cuenta del gran milagro que es que una nueva vida venga al mundo”, algo que para la experta es fundamental y señala que: “A diferencia de los métodos anticonceptivos es un método de regulación de los nacimientos que aprecia y valora la fertilidad y no utiliza dispositivos ni medicamentos que dañen el cuerpo o afecten la fertilidad de la pareja. Es seguro, saludable y económico.”

Por su parte Alicia Cabañas, enfermera y secretaria general de Woomb España, señala que el Método Billings es un método diagnóstico que otorga una información de lo que está sucediendo en el cuerpo de la mujer, así como el conocimiento de si es posible producirse un embarazo.

Cabañas señala que el Método Billings se diferencia claramente por su sencillez y por sus dos indicadores (lo que le hace ser diferente completamente de otros métodos naturales): la sensación en la vulva y el flujo cervical. Sin necesidad de instrumentos, medidores ni cualquier otro tipo de aparatos o pastillas. Si se aprende correctamente el Método Billings su eficacia es del 99%, dice María Luisa Gabás.

Respecto a la mala fama que tienen los métodos naturales, María Luisa Gabás se muestra muy tajante al respecto del Billings: “La mala fama que puede acarrear es debido al gran desconocimiento que existe. Muchas mujeres observan el flujo mucoso en su ciclo menstrual pero no saben el significado que tiene ni la gran ayuda que puede suponer para reconocer su fertilidad”.

La enfermera Gabás lo tiene claro: los matrimonios católicos de manera especial encuentran un camino de vida en este método: “Porque permite vivir la paternidad responsable en un aspecto esencial como es la transmisión de la vida respetando la dimensión unitiva y procreativa del acto conyugal, contribuyendo no sólo a la regulación de los nacimientos sino a la armonización del amor conyugal en su expresión sexual lo que contribuye al amor de los esposos. Además, supone vivir la sexualidad conyugal respetando el orden creado por Dios”.

Y concluye la secretaria general de Woomb España, Alicia Cabañas: “el método Billings es tan sencillo que sólo requiere una gráfica: es un método para que todas las mujeres, el método que toda mujer debería conocer”.

Share this Entry

Redacción Zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")