El gobierno de Biden ha hecho insistentemente de los derechos LGBT una parte fundamental de la política exterior de Estados Unidos Foto: El Economista

Gobierno de Biden gasta 4.100 millones de dólares en programas LGBT

La administración Biden está tratando de subvencionar el cambio cultural a través de los impuestos de los estadounidenses trabajadores que normalmente no apoyarían a los grupos activistas LGBT.

Share this Entry

Emmanuele Da Ponte

(ZENIT Noticias – Center for Family and Human Rights / Washington, 19.12.2023).- En los últimos tres años, el gobierno estadounidense ha concedido más de 4.100 millones de dólares de los contribuyentes a través de 1.100 subvenciones para financiar proyectos de promoción del colectivo LGBT en todo el mundo.

El gobierno de Biden ha hecho insistentemente de los derechos LGBT una parte fundamental de la política exterior de Estados Unidos, obligando a otras naciones a abrazar ideologías controvertidas para obtener fondos de ayuda occidental. La administración está tratando de subvencionar el cambio cultural a través de los impuestos de los estadounidenses trabajadores que normalmente no apoyarían a los grupos activistas LGBT.

El sitio web de gasto federal incluye 1.181 subvenciones, 31 préstamos y nueve pagos directos de los tres años fiscales anteriores, todos los cuales se pueden encontrar mediante la búsqueda de «LGBT». Estos pagos individuales totalizaron más de 3.700 millones de dólares. Otros 478 millones de dólares se han destinado a programas centrados en actividades «transgénero».

Las subvenciones del gobierno difieren de los préstamos federales, que son reembolsables durante largos periodos a bajos tipos de interés. Los pagos directos del gobierno suponen la provisión de fondos a organizaciones, ya sea sin limitaciones o por motivos específicos.

Según The Epoch Times, que publicó inicialmente la noticia, la Universidad de Emory es la beneficiaria de una financiación continua del gobierno de Estados Unidos por valor de 3,5 millones de dólares. El dinero se utilizará para investigar los efectos del tratamiento hormonal entre sexos en la mucosa rectal de mujeres transexuales de Estados Unidos y Tailandia. El estudio está clasificado como «investigación sobre alergias y enfermedades infecciosas». Otro estudio investigará la relación entre la ingesta de alcohol y la violencia de pareja entre personas transexuales y no conformes con el género. Cabe destacar que los mayores compromisos de adjudicación, por un total de casi 465 millones de dólares, se destinan a iniciativas estatales de respuesta a los opioides para personas transgénero y no conformes con el género.

Un premio de un millón de dólares se destina a «promover los derechos humanos y la inclusión social de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, queer e intersexuales (LGBTQI+) en todo el mundo». Este dinero se asignó a Outright Action, una organización activista estadounidense comprometida con las campañas LGBTQ+ en todo el mundo, con oficinas en Nigeria, Sudáfrica, Uganda, Ucrania, Filipinas, Irán y China.

Además, se concedió una subvención de 500.000 dólares a la organización activista serbia Grupa Izadji, que promueve «la diversidad, la equidad y la inclusión en los lugares de trabajo y las comunidades empresariales de Serbia, fomentando la capacitación económica y las oportunidades para las personas LGBTQI+ en Serbia».

Otros premios incluyen una subvención de un millón de dólares al grupo activista armenio Pink Human Rights Defender para «empoderar a la comunidad LGBTI» en Armenia, así como la financiación de una «biografía social del deseo entre personas del mismo sexo en la Irlanda postcolonial». Otro premio ayudará a documentar las contribuciones al «desarrollo de la identidad de género» entre las adolescentes bielorrusas de hogares con bajos ingresos.

Un investigador anónimo que comunicó por primera vez estos hallazgos a The Epoch Times cree que el Departamento de Educación de EE.UU. ha concedido alrededor de 240 millones de dólares en subvenciones a «iniciativas de equidad». En particular, el Departamento aportó 1,2 millones de dólares a los «centros del orgullo LGBTQIA+» del distrito universitario comunitario de San Diego y aproximadamente 1,6 millones de dólares para atender las «necesidades de salud mental en las escuelas indígenas, LGBTQIA+, rurales y desatendidas» de Dakota del Norte. Además, el Departamento concedió una subvención de 1,4 millones de dólares al Boston College para examinar «los mecanismos de promoción de la salud en jóvenes diversos a través de alianzas gay-heterosexuales», promoviendo esencialmente la formación de estas alianzas en las escuelas medias y secundarias de Massachusetts.

 

Traducción del original en lengua inglesa realizada por el director editorial de ZENIT.

 

Share this Entry

Redacción Zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")