La estatua formaba parte de una escena erigida en el Capitolio del Estado Foto: Hispanidad

Piden 1 año de prisión para sujeto que decapitó escultura de Satanás en USA

Print Friendly, PDF & Email

La estatua formaba parte de una escena erigida en el Capitolio del Estado por el Templo Satánico con autorización oficial. La cabeza decapitada fue arrojada a la basura. Cassidy destruyó la estatua para «despertar a los cristianos de los actos anticristianos promovidos por nuestro gobierno».

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

(ZENIT Noticias / Iowa, 27.12.2023).- Michael Cassidy, un cristiano y ex oficial militar, empujó la estatua de Bafomet del belén satánico erigido en el Capitolio del Estado de Iowa y decapitó la estatua de la imagen satánica. Fue detenido y acusado de «conducta criminal en cuarto grado», según el Departamento de Seguridad Pública de Iowa.

La estatua formaba parte de una escena erigida en el Capitolio del Estado por el Templo Satánico con autorización oficial. La cabeza decapitada fue arrojada a la basura. Cassidy destruyó la estatua para «despertar a los cristianos de los actos anticristianos promovidos por nuestro gobierno».

También manifestó la existencia del «belén satánico» como muestra provocativa durante la Navidad. Fue instalada por la asociación Satanic’s Temple, que tiene reconocimiento legal desde 2013 como organización religiosa. Curiosamente, la asociación declara que no cree en Dios ni el demonio ni en seres sobrenaturales. Utiliza la simbología y temas que molestan a los cristianos, como lo diabólico, el aborto o la blasfemia, señalada como expresiones de libertad.

Esta representación durante la Navidad se coloreó de rojo y negro, velas negras y una figura con cabeza de cabra y barba, con el nombre de Bafomet, una de las denominaciones de Satanás. Las redes difundieron mensajes deseando «Feliz Saturnalia y Yule para todos».

Michael Cassidy, de 35 años, ex piloto de la Marina norteamericana y piloto de pruebas civil, destruyó el controvertido montaje que era criticado por muchos. Su acción fue señalada como delito leve pero enfrenta 1 año de prisión y una multa de 2.560 dólares.

Pidió por internet apoyo para financiar la multa y su defensa ante el tribunal. En una noche, recaudó 40.000 dólares y tres días después alcanzó los 75.000 dólares. «Mi conciencia está al servicio de la Palabra de Dios, no de decretos burocráticos. Así que actué», declaró. Destinará el dinero que sobre de los gastos legales a «un fondo legal cristiano».

Cassidy aprovechó declaró también: «Mi más profunda esperanza es que los estadounidenses de todas las tendencias políticas puedan unirse y estar de acuerdo en que: uno, Jesucristo es el Señor; dos, que Satanás es el mal».

Y subrayó los límites de la libertad de expresión cuando se trata del honor de Dios: «A los cristianos que defienden altares satánicos cuando hablan con sus amigos, parientes, en su iglesia, colegas, o en X… ¿usarías el mismo argumento si estuvieras hablando con Dios?”.

Refiriéndose a los satánicos, dijo que defienden «creencias profundamente sostenidas» y «rechazan la autoridad arbitraria (…). El mundo puede decirles a los cristianos que acepten sumisamente la legitimidad de Satanás, pero ninguno de los fundadores habría considerado que la sanción del gobierno a los altares satánicos dentro de los edificios del Capitolio estuviera protegida por la Primera Enmienda (…). Los valores anticristianos se han extendido constantemente en las últimas décadas, y los cristianos se han comportado como la proverbial rana en agua hirviendo».

La policía arrestó a Cassidy tras entregarse a los oficiales en el edificio. El Templo Satánico de Iowa, autor del montaje en el Capitolio Estatal, tiene la intención de presentar una denuncia por daños de cuarto grado. «Vi esta estatua blasfema y me indigné», dijo Cassidy.

 

Share this Entry

Rafael Manuel Tovar

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }