Foto: ADF Media

La ley de Idaho que salva vidas llegará al Tribunal Supremo de EE.UU.

La administración Biden está intentando utilizar la ley federal, la Emergency Medical Treatment and Labor Act, para obligar a los médicos de urgencias a realizar abortos que son ilegales según la ley de Idaho. El Alto Tribunal impide que el gobierno de Biden obligue a los médicos de urgencias a perjudicar a las mujeres y a sus hijos no nacidos

Share this Entry

(ZENIT Noticias / Washington, 09.01.2024).- El Tribunal Supremo de EE.UU. anuló el viernes 5 de enero una sentencia de un tribunal inferior que permitía a la administración Biden hacer un uso indebido de la Ley federal de Tratamiento Médico y Trabajo de Urgencia para obligar a los médicos de urgencias a practicar abortos en violación de la Ley de Defensa de la Vida de Idaho. La ley de Idaho antepone la vida de las mujeres y de sus hijos no nacidos, impidiendo a los médicos poner fin a la vida de un niño no nacido a menos que sea necesario para salvar la vida de la madre. La suspensión dictada en el caso Estado de Idaho contra Estados Unidos de América permanecerá en vigor hasta que el alto tribunal se pronuncie sobre el caso a finales de este año, lo que permitirá a Idaho seguir protegiendo la vida de las mujeres y sus hijos mientras continúa el litigio.

Las medidas del tribunal responden a una petición de la Fiscalía General de Idaho, con la ayuda de los abogados de Alliance Defending Freedom y Cooper & Kirk, para impedir que el gobierno de Biden haga un uso indebido de la legislación federal para obligar a los médicos de urgencias de Idaho a denegar cuidados vitales a pacientes vulnerables.

«Estamos muy satisfechos y animados por la decisión del Tribunal Supremo. El gobierno federal se ha equivocado desde el primer día. La ley federal no prevalece sobre la Ley de Defensa de la Vida de Idaho. De hecho, la EMTALA y la ley de Idaho comparten el mismo objetivo: salvar la vida de todas las mujeres y de sus hijos no nacidos», declaró el Fiscal General de Idaho, Raúl Labrador. Mi Oficina del Procurador General, junto con los experimentados y muy respetados bufetes de abogados del Tribunal Supremo que he seleccionado para que nos ayuden, espera representar al pueblo de Idaho ante el Tribunal Supremo». El intento sin ley de la administración de anular la decisión de Idaho de preservar la vida de todos nuestros ciudadanos debe detenerse.»

«Las mujeres y los niños no nacidos merecen saber que los médicos de urgencias harán todo lo posible por preservar sus vidas. Esto incluye el tratamiento de las mujeres que experimentan embarazos ectópicos, abortos involuntarios y otras condiciones que amenazan la vida «, dijo ADF Senior Counsel Erin Hawley, vicepresidente del Centro ADF para la Vida y la Práctica Reguladora. «El gobierno no tiene por qué obligar a los médicos de urgencias a violar su deber de proporcionar atención para salvar la vida de todos, incluidos los niños no nacidos. Estamos orgullosos de servir junto al estado de Idaho para garantizar que los médicos puedan atender libremente y con seguridad a las mujeres y sus familias.»

«La medida cautelar del tribunal de distrito se equivocó sobre el alcance de EMTALA y sobre cuándo una ley federal prevalece sobre una ley estatal», dijo Chuck Cooper, presidente y socio fundador de Cooper & Kirk. «La posición de Idaho ya ha sido respaldada por dos grupos de tres jueces de apelación, y la suspensión del Tribunal Supremo de EE.UU. es coherente con la opinión de Idaho. Esperamos con interés la decisión del Tribunal Supremo de EE.UU. sobre el fondo del caso a finales de este año.»

En un escrito de apoyo al tribunal, 20 estados se unieron para respaldar los esfuerzos de Idaho por preservar la atención sanitaria a mujeres y niños frente a las extralimitaciones del gobierno federal.

 

Share this Entry

Redacción Zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación