Captura de pantalla portal Vatican News

Tres actitudes que Papa pone a marxistas y cristianos en el Vaticano

Por alguna razón, la web de noticias del Vaticano quiso evidenciar que la mañana del miércoles 10 de enero el Papa recibió a marxistas en una audiencia especial.

Share this Entry

(ZENIT Noticias / Ciudad del Vaticano, 10.01.2024).- Por alguna razón, la web de noticias del Vaticano quiso evidenciar que la mañana del miércoles 10 de enero el Papa recibió a marxistas en una audiencia especial. La Sala de Prensa de la Santa Sede ha sido menos efusiva en las opciones ideológicas de quienes acudieron al encuentro con el Papa y ha reflejado que el Pontífice recibió a una delegación del Transversal Dialogue Project (DIALOP), un grupo donde cristianos y “marxistas” trabajan por el bien común.

 

Puede ser una imagen de 12 personas y la Basílica del Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción

 

Tras darles la bienvenida y reconocer que, en efecto, se trataba de un grupo de socialistas/marxistas y cristianos, el Papa señaló: “Decía un escritor latinoamericano que los hombres tienen dos ojos, pero uno de carne y otro de cristal. Con el primero ven lo que miran, con el otro lo que sueñan. ¡No perdamos la capacidad de soñar! Hoy, en un mundo dividido por guerras y polarizaciones, corremos el riesgo de perder la capacidad de soñar. Pero los argentinos decimos: ‘no te arrugues’, expresión que significa ‘no retrocedas’. Y esta es la invitación que les hago también a ustedes: no retrocedan, no se rindan, no dejen de soñar con un mundo mejor. De hecho, es en la imaginación donde la inteligencia, la intuición, la experiencia y la memoria histórica se encuentran para crear, aventurar y arriesgar. Cuántas veces, a lo largo de los siglos, los grandes sueños de libertad e igualdad, de dignidad y fraternidad, espejo del sueño de Dios, han producido avances y progresos. Teniendo esto en cuenta, me gustaría recomendaros tres actitudes que considero válidas para vuestro compromiso: la valentía de romper moldes, la atención a los débiles y la promoción de la legalidad”.

Las tres actitudes que puso el Papa son (traducimos):

Primero: tener el valor de romper moldes para abrirse, en el diálogo, a nuevos caminos. En una época marcada a varios niveles por conflictos y divisiones, no perdamos de vista lo que aún puede hacerse para invertir la tendencia. Contra los planteamientos rígidos que separan, cultivemos la confrontación y la escucha con el corazón abierto, sin excluir a nadie, a nivel político, social y religioso, para que la aportación de cada uno pueda, en su peculiaridad concreta, ser acogida positivamente en los procesos de cambio a los que está ligado nuestro futuro.

 

Puede ser una imagen de 5 personas

 

Segundo: atención a los débiles. La medida de una civilización se puede ver por cómo se trata a los más vulnerables -no olvidemos que las grandes dictaduras, pensemos en el nazismo, desechaban a los vulnerables, los mataban, los descartaban-: los pobres, los parados, los sin techo, los inmigrantes, los explotados, y todos aquellos a los que la cultura del descarte convierte en residuos. Y ésta es una de las cosas más feas. Una política verdaderamente al servicio del hombre no puede dejarse dictar por las finanzas y los mecanismos del mercado. No. La solidaridad, además de una virtud moral, es una exigencia de justicia, que requiere corregir las distorsiones y purificar las intenciones de los sistemas injustos, incluso mediante cambios radicales de perspectiva en el reparto de los retos y los recursos entre los hombres y entre los pueblos. Por eso me gusta llamar «poetas sociales» a quienes se dedican a este campo, porque la poesía es creatividad, y aquí se trata de poner la creatividad al servicio de la sociedad, para que sea más humana y fraterna. No tengamos miedo a la poesía, la poesía es creatividad. No olvidemos esta capacidad de soñar.

Por último, la legalidad. Lo dicho hasta ahora implica el compromiso de luchar contra la lacra de la corrupción, el abuso de poder y la ilegalidad. Sólo en la honestidad podrán establecerse relaciones sanas y podremos cooperar con confianza y eficacia en la construcción de un futuro mejor.

 

Puede ser una imagen de 14 personas y texto

 

Finalmente, el Papa agradeció el “compromiso con el diálogo” de DIALOP: “Siempre hay tanta necesidad de diálogo, ¡no tengáis miedo! Rezo por vosotros y os deseo sabiduría y valentía en vuestro trabajo por un mundo más justo y pacífico” y les exhortó a “Que el Evangelio de Jesucristo inspire e ilumine siempre vuestras investigaciones y vuestras acciones”.

 

Share this Entry

Valentina di Giorgio

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")