Encuentro con los participantes en la Conferencia Internacional sobre la Formación Permanente de los Sacerdotes Foto: Vatican Media

Crónicas Vaticanas: el Papa, la comunión de Milei y petición de formación para sacerdotes; diaconado femenino o cómo promover un libro

Semana del 5 al 11 de febrero de 2024

Share this Entry

(ZENIT Noticias / Roma, 11.02.2024).- En abril de 2013 el Papa Francisco creo un Consejo de Cardenales que unos meses más tarde, en septiembre del mismo año, institucionalizó de modo permanente. La misión de ese Consejo es precisamente eso: aconsejar al Papa en los temas que él pone a consideración de quienes componen el grupo. Actualmente está conformado por 8 cardenales (Parolin, Vérgez, Ambongo, Gracias, Omella, Lacroix, Hollerich y da Rocha). Fue con una reunión con este Consejo que el Papa inicio la semana.

A lo largo de tres días se abordaron tres temas: evangelización, sínodo sobre sinodalidad (que tiene su segunda y última parte en octubre de 2024) y papel de la mujer en la Iglesia. Para tratar el tercer tema (que cronológicamente fue el primero) el Papa invitó a dos teólogas católicas. Una de esas teólogas, Linda Pocher, invitó a su vez a una “obispa” anglicana de nombre Jo Bailey Wells.

Esa peculiar presencia fue la que inicialmente robó el protagonismo a todo el encuentro: pero cuando apenas nos preguntábamos qué hacía allí la señora Wells, ya había publicadas una declaración y una entrevista de la indiscreta “obispa”. Pero no fue sólo ella la que habló de lo que sucedió al interior de ese encuentro de carácter privado con el Papa y su Consejo. Pocher también habló, incluso con más detalles, de lo que se abordó. De hecho, fue más allá al declarar que el Papa estaba a favor de la ordenación diaconal de mujeres. De ese modo la atención pasó de la “obispa” anglicana a la ordenación diaconal de mujeres.

El día que concluyó el encuentro del Consejo de cardenales con el Papa, el 7 de febrero, se daba a conocer un libro que contenía un prólogo del Papa Francisco. Una de las autoras del libro era precisamente Linda Pocher y en el libro se habla del tema de “desmaculinización” de la Iglesia. En apretada síntesis, el Papa reconoce en ese prólogo que el punto de partida en el proceso de “desmaculinización” está claro (los principios petrino y mariano) pero no el punto de llegada.

Hablando de libros, esta semana se anunció que en abril de 2024 aparecerá un libro-entrevista con el Papa. El tema central de libro es la relación entre Papa Francisco y Papa Benedicto XVI. En entrevistador es Javier Martínez Brocal, actual corresponsal del ABC en el Vaticano, y quien por muchos años dirigió la agencia Rome Reports. También esta semana apareció una nueva entrevista al Papa, ahora de la revista italiana Credere. Lo malo de tanta entrevista no es el Papa sino lo pésimo que resultan los entrevistadores: le preguntan y preguntan lo mismo y pues el Papa vuelve sobre lo mismo.

Pero la agenda del Papa tuvo otros momentos no menos relevantes: en una misma semana trató aspectos de formación sacerdotal. El jueves 8 recibió a los participantes en la Asamblea Plenaria del Dicasterio para el Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos. En una parte del discurso dijo:

“Es necesario asegurar que también la formación de los ministros ordenados tenga cada vez más una impronta litúrgico-sapiencial, tanto en el currículum de los estudios teológicos como en la experiencia vital de los seminaristas”.

Destacamos esto por una razón: para quienes querían o creían que la liturgia no es ámbito de interés para el Papa, la realidad dice otra cosa. De modo indirecto también hemos visto esto con el jalón de orejas que el Dicasterio para Doctrina de la Fe dio a los sacerdotes cuya inventiva indisciplinada convierte en inválidos los sacramentos por alterar la forma o la materia de los mismos.

También el 8 de febrero el Papa recibió a un numeroso grupo de sacerdotes que participaban en un Congreso Internacional de Formación Sacerdotal organizado por el Dicasterio para el Clero. A ellos les habló de 3 modos para reavivar el sacerdocio, a saber: la alegría del Evangelio, la pertenencia al pueblo de Dios y la generatividad del servicio o pastoral generativa. En el primer modo el Papa profundizó en la necesidad de la formación humana y aquí hay una tarea relevante:

“Les pido que dediquen todas sus energías y recursos al cuidado de la formación humana. Y también el cuidado de vivir humanamente”.

La semana la concluyó el Papa con una canonización, un abrazo y un “milagro”. El domingo 11 de febrero el Papa Francisco canonizó a la argentina María Antonia de san José de Paz y Figueroa, mejor conocida como Mama Antula. En la misa de canonización estaba el presidente argentino Javier Milei, quien recibió un gran saludo y abrazo del Papa al inicio y al final de la misa de canonización. Hay que agradecer a Mama Antula un ulterior milagro: ¿el del abrazo entre Milei y el Papa? No, el de la conversión de Javier Milei quien recibió la Sagrada Eucaristía en la misa. Si aquí hubiera espacio para la ironía nos preguntaríamos si, en el espíritu de Fiducia Supplicans, ¿se trató de una “comunión pastoral” o “litúrgica”? Pero como se trata de algo tan relevante como la Sagrada Comunión, queda más bien evidenciada la necesidad de una nueva catequesis elemental y no sólo para Milei.

 

Imagen

 

 

Gracias por leer nuestros contenidos. Si deseas recibir el mail diario con las noticias de ZENIT puedes suscribirte gratuitamente a través deeste enlace.

Share this Entry

Jorge Enrique Mújica

Licenciado en filosofía por el Ateneo Pontificio Regina Apostolorum, de Roma, y “veterano” colaborador de medios impresos y digitales sobre argumentos religiosos y de comunicación. En la cuenta de Twitter: https://twitter.com/web_pastor, habla de Dios e internet y Church and media: evangelidigitalización."

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")