Asamblea General de la ONU Foto: C-Fam

Nueva resolución de la ONU sobre IA podría silenciar opiniones pro vida, pro familia y pro matrimonio

Los estados miembros progresistas de la ONU propusieron una resolución sobre IA que brinda a los responsables políticos la influencia para exigir que los sistemas de IA funcionen “éticamente” y “justamente” en nombre de los “derechos humanos”. Estas disposiciones podrían utilizarse para reprimir los puntos de vista conservadores sobre el aborto y la sexualidad humana, entre otros temas.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

(ZENIT Noticias – Center for Family and Human Rights / Nueva York, 09.04.2024).- La Asamblea General de la ONU adoptó una resolución sobre Inteligencia Artificial (IA) que podría tener graves implicaciones para la libertad de expresión.

Los estados miembros progresistas de la ONU propusieron una resolución sobre IA que brinda a los responsables políticos la influencia para exigir que los sistemas de IA funcionen “éticamente” y “justamente” en nombre de los “derechos humanos”. Estas disposiciones podrían utilizarse para reprimir los puntos de vista conservadores sobre el aborto y la sexualidad humana, entre otros temas.

La resolución, propuesta por EE.UU., pide a los gobiernos que se involucren en todos los niveles del diseño, desarrollo e implementación de la tecnología de IA para eliminar el riesgo de un “desarrollo de diseño inadecuado o malicioso” de los sistemas de IA que podría obstaculizar el logro del objetivo 2030: Agenda para el Desarrollo Sostenible . La agenda incluye un compromiso con el acceso generalizado a “la salud sexual y reproductiva y los derechos reproductivos”, un eufemismo utilizado para promover los servicios de aborto. Diseñar sistemas de IA que promuevan la Agenda 2030 favorecería sistemáticamente el contenido que promueva la narrativa proaborto en detrimento del discurso provida.

Linda Thomas-Greenfield, embajadora de Estados Unidos ante la ONU, presentó el texto ante la Asamblea General y dijo: “Ningún gobierno u otro actor debería utilizar la IA para socavar la paz o reprimir los derechos humanos y que incluso las personas mejor intencionadas necesitan ayuda para detectar y erradicar las vulnerabilidades y los prejuicios”.

Esto llega en un momento en que la Administración Biden está intensificando sus esfuerzos para combatir a los grupos “anti-derechos”, un término ambiguo que se utiliza a menudo para referirse a organizaciones provida y socialmente conservadoras.

En las últimas dos décadas, el sistema de la ONU ha buscado ampliar la comprensión original de la Declaración de Derechos Humanos de la ONU e incluir derechos que están en desacuerdo con las creencias morales y religiosas profundamente arraigadas de muchas personas en todo el mundo. Las principales agencias de la ONU, como ONU Mujeres y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), a menudo consideran cualquier crítica al aborto como una oposición a la igualdad de género y los derechos humanos. Como admitió Thomas-Greenfield, se supone que la resolución ampliará el trabajo de las entidades de la ONU y garantizará que los sistemas de inteligencia artificial se alineen con su comprensión de los derechos humanos.

Diseñar sistemas de IA que promuevan la Agenda 2030 y la visión de los derechos humanos de las agencias de la ONU también podría resultar en el silenciamiento masivo de las opiniones tradicionales sobre la sexualidad humana y las normas de género y crear la falsa impresión de que la visión progresista es la única perspectiva legítima.

En un reciente evento de la ONU sobre la violencia de género facilitada por la tecnología, un portavoz del UNFPA dijo que necesitamos “desmantelar las normas sociales dañinas para desafiar los estereotipos y las normas dañinas”. Esta frase es una referencia directa al discurso y al contenido social conservador en línea.

Según ONU Mujeres, quienes dicen que el género es binario o que el matrimonio debe ser sólo entre un hombre o una mujer, no sólo están promoviendo normas sociales dañinas sino que participan en actos de violencia de género. Los esfuerzos para combatir las normas sociales tradicionales están ganando terreno en todo el mundo. En México, Rodrigo Iván Cortés, excongresista y líder provida, fue  procesado  por “confundir el género” con su colega representante en el Congreso.

La resolución también pide la colaboración de múltiples partes interesadas en el desarrollo de la IA y pide «al sector privado, la sociedad civil, las organizaciones internacionales y regionales, las instituciones académicas y de investigación y las comunidades técnicas… que sigan trabajando juntos». Sin embargo, a menudo, estas asociaciones de múltiples partes interesadas funcionan como cámaras de resonancia donde las personas pueden tener diferentes perspectivas sobre cuestiones técnicas pero compartir un firme compromiso con la visión progresista.

Gracias por leer nuestros contenidos. Si deseas recibir el mail diario con las noticias de ZENIT puedes suscribirte gratuitamente a través de este enlace.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

Iulia Cazan

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación