Elimina la prohibición de ordenar clérigos "homosexuales practicantes autodeclarados", establecida en 1984. Foto: Opus Dei

Metodistas aceptan «ordenaciones» de hombres homosexuales

La resolución se tomó por simple votación y sin debate. Elimina la prohibición de ordenar clérigos «homosexuales practicantes autodeclarados», establecida en 1984.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

(ZENIT Noticias / Roma, 14.05.2024).- La asamblea legislativa más alta de los Metodistas Unidos, una comunidad protestante, levantó por gran mayoría la prohibición de “ordenar clérigos” a homosexuales el 1 de mayo pasado, en el Centro de Convenciones de Charlotte, en Carolina del Norte.

Varios líderes metodistas han visto la decisión como solución para mantener la iglesia unida, aunque la división es patente sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo y sobre la “ordenación” de personas LGBTI.

La resolución se tomó por simple votación y sin debate. Elimina la prohibición de ordenar clérigos «homosexuales practicantes autodeclarados», establecida en 1984.

Después, en la Convención General de los metodistas durante 2019, los delegados endurecieron las prohibiciones para la ordenación del clero gay y sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo. Tras aquella Convención General, unas 7,600 iglesias tradicionalistas en Estados Unidos, que suponía 25% del total de iglesias metodistas en el país, abandonaron la denominación, considerando pasajero el endurecimiento de las prohibiciones.

La ausencia de los delegados de aquellas iglesias que abandonaron la denominación explica el rápido cambio de políticas. Con esta votación, los 11 millones de miembros siguen la trayectoria de mayoría de las iglesias protestantes liberales que ordenan clérigos LGBTI: episcopalianos, presbiterianos, evangélico-luteranos en América y la iglesia Unida de Cristo.

La primera votación incluyó la prohibición de castigos a los clérigos que realicen el matrimonio entre personas del mismo sexo, aunque la prohibición de los matrimonios entre personas del mismo sexo en las iglesias no se ha votado.

Una segunda votación estableció la prohibición de financiar causas LGBTI que «promuevan la aceptación de la homosexualidad».

El principal grupo que rechazó los cambios que favorecen a la comunidad LGBTI fueron delegados africanos, en cuyos países la homosexualidad es ilegal. La Iglesia Metodista Unida es una denominación global y su presencia mayor fuera de los Estados Unidos es en África.

Forbes Matonga, pastor de una iglesia en el oeste de Zimbabue, declaró:  «Consideramos que la homosexualidad es un pecado. Así que para nosotros esta es una diferencia teológica fundamental en la que pensamos que otros ya no consideran la autoridad de las Escrituras».

Todavía no se ha votado una medida más amplia que eliminará reglas del llamad Libro de Disciplina, adición de 1972, que establece la homosexualidad «incompatible con la enseñanza cristiana». El Libro de Disciplina también define el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer.

El obispo Ken Carter, de Carolina del Norte, expresó este paso histórico de la Iglesia hacia la inclusión: «Hemos estado atacando a un grupo por discriminación durante años. Y lo hicimos desde una comprensión de la homosexualidad cuyos orígenes se remontan a cuando se consideraba una enfermedad y un trastorno. Cada vez más, la gente está viendo que el espíritu de Dios está en las personas gays y lesbianas».

Gracias por leer nuestros contenidos. Si deseas recibir el mail diario con las noticias de ZENIT puedes suscribirte gratuitamente a través deeste enlace.

 

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

Rafael Manuel Tovar

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación