Dona ahora!

Sellos con motivo del 50º aniversario de la ordenación sacerdotal del Papa © Diócesis de Málaga

50 años de la ordenación del Papa: Oración especial de la Diócesis de Roma

En la Misa del 8 de diciembre

(ZENIT – 5 dic. 2019).- «Por el Papa Francisco, que el próximo 13 de diciembre celebra el cincuentenario de su ordenación sacerdotal: el  Señor que lo ha llamado a ser administrador de los Santos Misterios y obispo de Roma, lo guíe y lo sostenga con la gracia de su Espíritu y lee da el consuelo que viene de la oración de toda la Iglesia. Oremos».

Este es el texto de la oración de los fieles que el domingo 8 de diciembre se recitará en la Misa de todas las iglesias de la Diócesis de Roma, con ocasión del quincuagésimo aniversario del sacerdocio del Papa Francisco, según indica la Oficina de Prensa del Vicariato de Roma en un comunicado.

Jorge Mario Bergoglio recibió su ordenación sacerdotal el 13 de diciembre de 1969 con la imposición de manos del arzobispo de Córdoba, Mons. Ramón José Castellano.

Palabras del vicario de Roma

El cardenal Angelo De Donatis, vicario del Papa para la Diócesis de Roma, que escribió una carta con motivo de este importante aniversario, difundió esta intención especial de oración.

«Damos gracias al Señor por estos 50 años de ministerio, de los cuales 27 de episcopado», expresa el cardenal. Luego continúa dirigiéndose a los sacerdotes, diáconos, religiosos y religiosas y a los fieles de la diócesis: «Todos tenemos en la mente y en el corazón la imagen del 13 de marzo de 2013, cuando presentándose al mundo, el Papa pidió por primera vez que rezáramos por él. Recordamos aquel silencio repentino, cuando, mirando nuestra ciudad, se inclinó para recibir la bendición del Cielo por intercesión del pueblo de Dios: un silencio, un gesto, una oración unánime, fuerte ‘familiar'».

«No os olvidéis de rezar por mí»

Mons. De Donatis recuerda también que la petición de oración es constante en los discursos del Santo Padre: «‘Por favor, no os olvidéis rezar por mí’. Estas son las palabras finales de cada domingo, desde la ventana del Ángelus, de cada encuentro, de cada momento».

De este modo, toda la comunidad diocesana de Roma se estrecha en torno a su obispo y reza por él.

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación