Dona ahora!
El Papa saluda a los recién casados (Osservatore © Romano) sposini

El Papa saluda a los recién casados (Fto. archivo Osservatore © Romano) sposini

El Santo Padre a los novios: ‘para siempre’ si no es mejor no casarse

El Santo Padre invita a la fidelidad matrimonial para toda la vida

(ZENIT – Ciudad del Vaticano, 21 Jun. 2017).- El santo padre Francisco explicando durante la audiencia de este miércoles, la intercesión de los santos en nuestra vida, señaló que “cuando dos novios consagran su amor en el sacramento del matrimonio, se invoca para ellos –esta vez como pareja– la intercesión de los santos”.

Añadió que “esta invocación es fuente de confianza para los dos jóvenes que parten para el viaje de la vida conyugal” y quien “ama verdaderamente tiene el deseo y el coraje de decir ‘para siempre’, ‘para siempre’, pero sabe que necesita la gracias de Cristo y la ayuda de los santos para poder vivir la vida matrimonial para siempre”.

“No como algunos que dicen. ‘hasta que dura el amor’. No, ¡para siempre!, contrariamente es mejor que no se casen. O para siempre o nada”.

Explicó que “por esto en la liturgia nupcial se invoca la presencia de los santos. Y en los momentos difíciles hay que tener el coraje de levantar los ojos al cielo, pensando en tantos cristianos que pasaron a través de las tribulaciones y mantuvieron blancas sus vestiduras bautismales, lavándolas en la sangre del Cordero: así lo dice el Libro del Apocalipsis”.

Y concluyó: “Dios no nos abandona nunca: cada vez que tendremos necesidad vendrá un ángel suyo a levantarnos y a infundirnos consolación”.

Algunos minutos después, hacia el final de la audiencia saludó a los jóvenes, a los enfermos y a los nuevos esposos: “Queridos jóvenes, obtengan de Jesús el nutrimiento de vuestra vida espiritual y la fuente de vuestra esperanza; queridos enfermos, ofrezcan vuestros sufrimientos al Señor, para que infunda su amor en el corazón de los hombres”.

“Y ustedes queridos recién casados –concluyó el Papa– participen a la eucaristía para que nutridos por Cristo, seamos familias cristianas tocadas por el amor de ese Corazón divino”.

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación