Dona ahora!
Encuentro de Rimini 2017 © meetingrimini.org

Encuentro de Rimini 2017 © meetingrimini.org

El Papa al ‘Meeting’ de Rímini: “Dios no es un recuerdo, sino una presencia”

El Encuentro se celebra en la ciudad balnearia italiana hasta el próximo sábado 26 de agosto

(ZENIT – Roma, 21 Ago. 2017).- “Dios no es un recuerdo, sino una presencia, para ser acogido de nuevo, como el amado por la persona que ama”, es la idea que subrayó el papa Francisco en un mensaje que envió  ayer a Mons. Francesco Lambiasi, obispo de Rímini, con ocasión de la 38º edición del “Encuentro por la amistad entre los pueblos”, que se celebra en la ciudad italiana hasta el próximo 26 de agosto de 2017.

El ‘Meeting di Rimini’ es un encuentro anual organizado por el movimiento ‘Comunión y Liberación’, que este año ha convocado con el lema “Aquello que has heredado de tus padres, adquiérelo, para poseerlo” (una frase del Fausto de Goethe). En las amplias estructuras de la Feria de Rimini, con stands y conferencias y actividades varias, pasan cada año durante el evento, aproximadamente un millón de personas.

En su mensaje el Papa invita a “reclamar nuestros orígenes desde dentro de una historia personal” y apunta que uno de los límites de la sociedad actual es “tener poca memoria” y  “liquidar como un peso inútil aquello que nos ha precedido”, con “graves consecuencias”.

Por ejemplo, con respecto a la educación: “¿Cómo podemos esperar que crezcan las nuevas generaciones sin memoria?”; “¿cómo pensamos construir el futuro sin tomar posición sobre la historia que generó nuestro presente?”, reflexiona el Pontífice en su mensaje.

Francisco apunta a un “momento favorable para una Iglesia salida, pero una Iglesia llena de memoria, empujada por el viento del Espíritu para ir al encuentro con el hombre que busca una razón para vivir”.

“Alzheimer espiritual”
El Papa advierte a los bautizados en la Iglesia del una peligro de una enfermedad: el “Alzheimer espiritual”, lo que describe como “el olvidar la historia de nuestras relaciones personales con Dios, el primer amor que nos ha conquistado hasta hacernos suyos”.  Y afirma: “Si nos volvemos olvidadizos, ya no estaremos seguros de nada”, “nos convertimos en presa de los caprichos, esclavos de los `falsos infinitos´, que prometen la luna, pero nos dejan decepcionados”.

El consejo del Papa para evitar esto es “actualizar los inicios, el primer amor, que no es un discurso o un pensamiento abstracto, sino una Persona”, sólo así, explica Francisco, sabremos afrontar y responder a los nuevos retos.

“Recuperar el legado”
“Recuperar el propio legado” es un compromiso al que la Iglesia Madre llama a cada generación, recuerda el Santo Padre, y nos anima a “no tener miedo de la fatiga y el sufrimiento”, que forman parte de este camino.

En esta línea, Francisco indica que “sólo recuperando lo verdadero, lo bello y lo bueno que nuestros padres nos han entregado, podremos vivir como una oportunidad el cambio de época en que estamos inmersos como una ocasión para comunicar de forma convincente a los hombres la alegría del Evangelio”.

Asimismo, el Papa nos exhorta a los “no ver la realidad desde el balcón, ni a sentarnos cómodamente en el sofá para ver en la televisión el mundo que pasa delante de nosotros”.

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación