Dona ahora!

Misa en la Jornada Mundial de las Misiones © Vatican Media

Entrevista al cardenal Filoni: «Es necesario redescubrir el afecto y el amor por la fe»

El Prefecto de Propaganda Fide habla a ‘zenit’ sobre el mes misionero «extraordinario» 

(ZENIT – 22 oct. 2019).- El cardenal Fernando Filoni, prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos del Vaticano, también llamado «Propaganda Fide», señaló a zenit lo que hace que este mes misionero sea «extraordinario».

En la entrevista, analiza cómo cada año, la Iglesia Católica celebra el mes misionero en octubre, pero este año, el Papa Francisco pidió que fuera «extraordinario», que acoge varios eventos para conmemorarlo, incluso una misa celebrada por el Papa Francisco ayer por la mañana, el Domingo Mundial de las Misiones, en la Basílica de San Pedro.

El prelado italiano también subraya cómo es necesario redescubrir el amor y el afecto por la fe y cómo las personas de todo el mundo pueden participar en los eventos de este mes. Además, destaca: «¡Si no hay amor por la fe, todo se detiene!».

Aquí está nuestra entrevista:

***

zenit: ¿Qué hace que este mes misionero de octubre de 2019 sea «extraordinario», como solicitó el Papa Francisco?

Mons. Filoni: Antes que nada, existe el hecho de que cada año, el mes de octubre es el mes misionero. La naturaleza «extraordinaria» del mes misionero de 2019 se debe al hecho de que deseamos centrar nuestra reflexión en un punto específico, de una manera especial: la conciencia de que como bautizados–disfrutando y viviendo la realidad del Bautismo– también nos convertimos en «enviados».

¡Significa que no podemos ser egoístas, no podemos callarnos! Queremos que las personas reflexionen sobre esto porque queremos salir de la mentalidad que siempre ha considerado la misión como algo para delegar a otros, a personas que son «un poco más generosas», a personas «que tienen una vocación especial, «a las personas a las que les gusta partir» e irse a países distantes y diferentes, etc.

zenit: Y, en cambio, ¿cómo debe concebirse la misión?

Mons. Filoni: Queremos mostrar que quizás esta idea misionera una vez requirió una vocación especial, ¡pero que hoy todos viajan! Todos se mudan por placer, vacaciones, trabajo o negocios, o para conocer y conocer diferentes culturas. Por lo tanto, parece que la fe sigue siendo casi ajena a toda esta gran movilidad humana, ¡en lugar de eso debería ser en primer lugar! No se nos permite no pensar en el papel y la misión que todos tenemos que dar testimonio de la fe. Debemos llevar la fe a los demás.

zenit: ¿Y cómo podemos ser testigos de la fe?

Mons. Filoni: El Papa Francisco nos dice esto muy claramente: necesitamos presenciar lo que creemos y lo que amamos, que es parte de nuestra vida, y al mismo tiempo, anunciarlo. Esto es lo que dijo San Pedro (1 P 3:15): “para explicar la esperanza que tienes en ti”. Y, por lo tanto, este es el anuncio. Tener esta conciencia nos saca de esa idea de delegar la misión a otros, para tomarla como nuestra misión, como una parte integral y esencial de nuestra vida moral y espiritual, nuestra vida de fe.

zenit: ¿Cómo pueden participar las personas este mes desde sus hogares, en cualquier parte del mundo?

Mons. Filoni: Lo primero, decir que podemos participar de muchas maneras. Una persona mayor o enferma puede aportar la contribución de la realidad que vive. Pienso en la cadena de oración, el rosario viviente concebido por la venerable Pauline Jaricot (la fundadora de la Sociedad Pontificia para la Propagación de la Fe)en Francia, hace casi 200 años, para rezar por las misiones. En ese momento viajar, cruzar los océanos, era una experiencia difícil, si no casi imposible para muchas personas. Pero Jaricot dijo que nosotros también podemos participar en la misión de la Iglesia con esta oración, que nos une, al presentar nuestra propia oración a Dios.

zenit: ¿Es la oración la única forma de participar en el mes misionero extraordinario?

Mons. Filoni: Incluso Pauline Jaricot, en su momento dijo: ¿no es suficiente la oración? Luego tenemos a los que marcan en su declaración de impuestos: «aquí, esta es la contribución que hago para las necesidades de las misiones». Pero además de todo esto, debemos ser protagonistas de la misión y no solo delegar la misión a otros. Es necesario redescubrir el afecto y el amor por la fe. Y esto se puede hacer de muchas maneras.

zenit: ¿Qué quiere decir con amor por la «fe de cada uno»?

Mons. Filoni: ¡Si no hay amor por la fe, todo se detiene! Pero cuando amo mi fe, me vuelvo creativo. La creatividad es necesaria para la misión, incluso con respecto a las herramientas, las reuniones, la visión… La misión ya no se dirige solo a países distantes, sino que es algo que ocurre entre nosotros. Y es bueno que tantas personas que han llegado en estas últimas décadas, por ejemplo, a Italia, cuando recibieron la herramienta para aprender y vivir una fe viva, si lo desean, ellos mismos pidieron el Bautismo.

zenit: ¿Conoce a alguno de ellos? ¿Piensa en alguien en particular?

Mons. Filoni: Recientemente, conocí a un joven de Marruecos. Cuando nos presentamos, me dijo un nombre musulmán y un nombre cristiano. Luego agregó: «Soy cristiano». «¿Y qué te hizo decidir convertirte en cristiano?”, le pregunté. Él respondió: «Fue gracias al testimonio que me dieron aquí, la forma en que me recibieron».

About Deborah Castellano Lubov

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación