Dona ahora!

El cardenal Parolin durante su intervención en el Hospital Bambino Gesu © Vatican Media

“Es hora de que la República Centroafricana salga de la pobreza y el conflicto”

Discurso de Parolin en la ONU

(ZENIT – 2 oct. 2019).- El cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado de la Santa Sede, intervino en en el 74º período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la República Centroafricana, el pasado lunes, 30 de septiembre de 2019.

El prelado reconoció el progreso realizado el año pasado en la República Centroafricana y señaló que “hemos sido testigos de signos concretos de esperanza y de algunos pasos positivos”. Al mismo tiempo, advirtió que persisten serios desafíos, citando en específico la violencia persistente y la falta de desarollo de los derechos humanos como desafíos continuos.

No más violencia

En medio de disturbios civiles en curso, Mons. Parolin recordó a la asamblea que la violencia nunca debería ser una respuesta legítima. Con una vista a las las próximas elecciones en 2020, el prelado imploró a la asamblea que, como una comunidad internacional, “se aprovechen como una nueva oportunidad para situar al país en el camino hacia una paz y una estabilidad duraderas”.

Como ejemplo del progreso que se puede lograr hacia fines pacíficos, el cardenal Parolin recordó a la asamblea el tratado firmado en febrero de este año, una realidad que parecía improbable no hace mucho tiempo. Como él dijo, “desde la firma en Bangui… del tan esperado Acuerdo Político para la Paz y la Reconciliación entre el Gobierno y 14 grupos armados, los niveles de violencia han disminuido considerablemente”.

Preservando derechos humanos

El secretario de Estado del Vaticano invocó las elecciones del próximo año para garantizar que la comunidad internacional sea proactiva en la protección de los derechos humanos de la República Centroafricana, entre los cuales se encuentran la integración electoral y el desarrollo humano. Como las transiciones de poder estables son esenciales para el funcionamiento de las democracias, el prelado advirtió a la asamblea que la “comunidad internacional está llamada a ayudar a la República Centroafricana a las elecciones seguras, libres, justas y democráticas”.

Más allá de la política, Mons. Parolin también afirmó que “es fundamental la plena protección de la población civil y de los agentes humanitarios de conformidad con los principios del derecho internacional humanitario”. Aunque se han hecho progresos a este respecto –continuó el prelado– persisten signos preocupantes y “un indicador de ello es el hecho de que el Plan de Respuesta Humanitaria para 2019 está financiado en menos del 50%”.

La Iglesia también aporta

En medio de estos desafíos, el cardenal Parolin, afirmó el compromiso de la iglesia con la República Centroafricana y sus diversas contribuciones hasta el momento. Como ejemplo, el prelado citó “la rehabilitación general del único hospital infantil del país, la construcción de un centro especializado en nutrición terapéutica y la formación continua de profesionales médicos pediátricos”, un proyecto en el que la Santa Sede ha estado íntimamente involucrado.

Concluyendo su intervención, Mons. Parolin invocó las muchas posibilidades que le esperan a la República Centroafricana si la comunidad internacional la ayuda a enfrentar sus desafíos.

Así, indicó que es un país “con un notable potencial no sólo desde el punto de vista de los recursos naturales, sino sobre todo por su población joven y dinámica”, y reconoció que su desarrollo “recae principalmente en los líderes del país, incumbe a la comunidad internacional ayudarlos a hacerla realidad”.

About Richard Maher

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación