Dona ahora!

Encuentro interreligioso con jóvenes en Maputo, Mozambique © Vatican Media

Mozambique: “No dejéis que os roben la alegría” — Encuentro interreligioso con jóvenes

Discurso del Santo Padre

(ZENIT – 5 sept. 2019).- Para que los jóvenes mozambiqueños contribuyan al futuro de su país, el Papa Francico les ha pedido que no dejen que les “roben la alegría”. No dejéis que os roben la alegría. No dejéis de cantar y expresaros de acuerdo a todo lo bueno que aprendisteis de vuestras tradiciones” y les ha animado a librarse de “dos actitudes que matan los sueños y la esperanza”: la resignación y la ansiedad.

En la mañana de hoy, 5 de septiembre de 2019, a las 11 horas, el Santo Padre ha llegado en papamóvil al Estadio Maxaquene, en Maputo, para el Encuentro interreligioso con los jóvenes.

En este acto, que forma parte del programa de su visita apostólica a Mozambique en el día de hoy, han participado también representantes de las distintas creencias del pueblo de Mozambique.

Mozambique es un país que cuenta con un 25 por ciento de católicos, un 20 por ciento de musulmanes y un 50 por ciento que ostentan las religiones ancestrales africanas. También existen personas que practican el hinduismo y cristianos protestantes.

“Queremos reconciliación”

A su llegada al estadio, el Papa fue recibido por el arzobispo de Maputo, Mons. Francisco Chimoio y por todos los asistentes, que gritaban: “Queremos reconciliación”, dado que el país se encuentra inmerso en un largo proceso de paz, cuyo último hito fue la firma en agosto de un acuerdo entre los dos partidos enfrentados.

Así, el encuentro se inició con un canto y una danza en los que participaron, efectivamente, personas de las distintas confesiones y concluyó con un abrazo que simboliza la unidad y armonía entre todas ellas.

Después, se sucedieron las intervenciones musicales, coreografías y bailes de los jóvenes del Consejo Cristiano, de jóvenes musulmanes, de jóvenes hindúes y de jóvenes católicos, así como de un grupo del Consejo de las Religiones de Mozambique (COREM). Por último, un miembro de la sociedad civil ha pronunciado un breve discurso.

Todas estas intervenciones presentaban como mensaje común el consabido deseo de paz y reconciliación para la nación de los mozambiqueños.

Soñar juntos

Como ejemplo de persona que no se resignó a cumplir sus deseos, el Papa recordó en su discurso al futbolista Eusebio da Silva y señaló la importancia que tuvo su equipo para lograr el éxito.

De este modo, frente a la enemistad “que destruye” y provoca las guerras, el Papa se refirió al proverbio “Si quieres llegar rápido camina solo, si quieres llegar lejos, ve acompañado” y explicó:  “Se trata siempre de soñar juntos, como lo estáis haciendo hoy. Soñad con otros, nunca contra otros; soñad como habéis soñado y preparado este encuentro: todos unidos y sin barreras. Eso es parte de la ‘nueva página de la historia’ de Mozambique.”, indicó.

“Los mayores son nuestras raíces”

Con respecto a la citada ansiedad, el Pontífice subrayó que esta nos lleva a “bajar los brazos” al descubrir que los resultados no son instantáneos y animó a no tener miedo, a apostar, a cometer errores y a recomenzar una y otra vez en la lucha por los sueños, sobre todo el de un país mejor.

El Obispo de Roma también instó a los jóvenes de diversas confesiones a no olvidarse de valorar el legado de los mayores, recalcando que, “ellos son nuestras raíces”. Al mismo tiempo, propuso que, a partir de las aportaciones de los más veteranos, realicen una síntesis propia, un camino “hecho de libertad, de entusiasmo, de creatividad, de horizontes nuevos, pero cultivando al mismo tiempo esas raíces que alimentan y sostienen”.

La mano extendida

El Santo Padre declaró que la paz es un proceso en el que los jóvenes deben participar con “el gesto de la mano extendida”, especialmente hacia aquellos que pasan por dificultades.

Esta mano tendida, agregó, también es aplicable a la necesidad del compromiso con la casa común, sobre todo en este país, tras sufrir el embate de los ciclones Idai y Kenneth, que demuestran las consecuencias del desastre ecológico actual.

Dios nos ama

Finalmente, el Papa compartió una última reflexión: “Dios os ama”, una afirmación con la que “estamos de acuerdo todas las tradiciones religiosas”. Para Él somos valiosos, le importamos porque constituimos una “obra de sus manos”.

Y, tras un momento de oración en silencio, añadió: “Es el amor del Señor que sabe más de levantadas que de caídas, de reconciliación que de prohibición, de dar nueva oportunidad que de condenar, de futuro que de pasado”.

About Larissa I. López

Larissa I. López es licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Sevilla, Máster en Artes de la Comunicación Corporativa y Doctora en Comunicación por la Universidad CEU San Pablo de Madrid. Su trayectoria profesional ha transcurrido entre el ámbito de la comunicación y el de la docencia. Como redactora, ha colaborado con medios como Aceprensa, Pantalla 90 o CinemaNet. Como profesora, por su parte, ha impartido clases en la universidad y en centros de FP y bachillerato. En estos últimos realizaba también tareas relacionadas con la comunicación (redes sociales y edición de contenidos). Cordobesa de nacimiento también ha vivido en Sevilla, Madrid y Roma.

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación