Dona ahora!
Shahbaz Bhatti

Shahbaz Bhatti (Wikipedia)

Pakistán: recogen testimonios para la beatificación del ministro cristiano asesinado en 2011

Los obispos locales han dado su consentimiento para llevar a cabo una investigación exhaustiva sobre el martirio de Shahbaz Bhatti

Este miércoles, se cumple el quinto aniversario de la muerte de Shahbaz Bhatti, ministro de las Minorías católico asesinado el 2 de marzo de 2011 por integristas islámicos cuando defendía a Asia Bibi, la madre de familia pakistaní falsamente acusada de blasfemia y condenada a muerte, que todavía hoy sigue en prisión. En Islamabad, la Iglesia local ha comenzado estos días a recopilar los testimonios que se utilizarán para la apertura del proceso diocesano para declarar mártir al político cristiano.

En declaraciones a la agencia Fides, el padre John Williams, que trabaja en la Comisión “Justicia y Paz” de la diócesis de la capital, ha explicado que “en el Islam quién muere por la fe es un ´shahid´, un mártir. Para la Iglesia católica, el proceso es más largo, pero después de cinco años de su muerte, se puede iniciar una investigación diocesana”. “En la diócesis se está empezando a recoger testimonios útiles para esto. Varias personas se están interesando. El obispo de Islamabad ha dado el consentimiento y ha implicado a Faisalabad, diócesis donde Bhatti nació y vivió”, ha añadido. “Entonces en esa diócesis el obispo era Joseph Coutts, que hoy está en Karachi, y es el actual presidente de la Conferencia Episcopal”, ha recordado.

El padre William también ha señalado que “el actual obispo de Islamabad, Rufin Anthony, nació en el mismo pueblo de Bhatti y conoce el lugar, la familia, la comunidad local”. “Existen todas las condiciones favorables para llevar a cabo una investigación exhaustiva que esperamos que pueda concluir con un éxito positivo”, ha destacado. “Toda la comunidad católica en Pakistán espera que sí. La memoria de Bhatti todavía está viva”, ha asegurado.

Por su parte, el padre Bonnie Mendes, que también es de Faisalabad y conocía al ministro asesinado desde la infancia, ha manifestado que “como cristianos en Pakistán estamos llamados a dar testimonio del Evangelio de Jesucristo”. “Nuestra vocación es vivir el Evangelio en Pakistán, que significa ser hombres y mujeres de paz, responder al mal con el bien, aceptando la cruz de Cristo. Esta es nuestra misión, confiando siempre en la salvación que viene de Dios y no de los hombres”, ha enfatizado. “Es lo que vivió Shahbaz Bhatti. Su padre le dejó una fe profunda, enseñándole a ser fiel hasta el final. Shahbaz Bhatti lo fue hasta el martirio. Quería ayudar a la emancipación de todos, los pobres y los marginados. Por ello dio su vida”, ha concluido.

El único ministro cristiano en Pakistán, sabía que podía ser asesinado en cualquier momento. En un vídeo póstumo, afirmaba: “Quiero compartir que yo creo en Jesucristo, que ha dado su propia vida por nosotros. Sé cuál es el significado de la Cruz y el valor de la Cruz y estoy listo para morir por defender los derechos de mi comunidad y de las personas que sufren, incluso hasta morir a causa de mis principios. Prefiero morir por mis principios y la justicia de mi comunidad antes que hacer concesiones por estas amenazas”.

Además, Shahbaz Bhatti dejó un impresionante testamento espiritual: “Quiero vivir en Cristo y quiero morir en Él. No siento miedo en este país. Los extremistas han intentado matarme muchas veces, me han encarcelado, amenazado, perseguido, y han aterrorizado a mi familia. Yo solo digo que, mientras esté con vida, hasta mi último suspiro, seguiré sirviendo a Jesús y a esta pobre y sufriente humanidad, a los cristianos, a los necesitados, a los pobres”.

“Creo que los más necesitados, los pobres, los huérfanos, sea cual sea su religión, deben ser tratados por encima de todo como seres humanos. Estas personas son parte de mi cuerpo en Cristo, son la parte perseguida y necesitada del cuerpo de Cristo. Si llevamos a cabo esta misión, entonces nos habremos ganado un sitio a los pies de Jesús y yo podré mirar Su rostro sin sentir vergüenza”, apuntaba entonces el político pakistaní.

“Solo busco un sitio a los pies de Jesús. Quiero que mi vida, mi carácter y mis acciones hablen por mí, y que digan fuerte y claro que sigo a Jesucristo. Este deseo es tan fuerte en mí que me consideraría un privilegiado si –debido a este esfuerzo combativo para ayudar a los necesitados, los pobres y los cristianos perseguidos de Pakistán– Jesús quisiera aceptar el sacrificio de mi vida”, concluía Shahbaz Bhatti.

El ministro de las Minorías de Pakistán fue asesinado por varios hombres armados, que interceptaron el coche en el que viajaba de camino a una reunión del Gobierno. En el lugar del crimen se encontraron panfletos a favor de la ley de la blasfemia firmados por grupos afines a los talibanes.

About Iván de Vargas

Profesional de la comunicación con más de 15 años de experiencia en la información religiosa. A lo largo de su dilatada trayectoria, ha desempeñado diferentes responsabilidades: delegado diocesano de Medios de Comunicación Social de Córdoba y director de la Revista Primer Día; director de comunicación de la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM); redactor jefe del Semanario Alba, y responsable de comunicación de María Visión España, donde ha dirigido y presentado diferentes programas de TV. Asimismo, ha sido colaborador de diferentes medios de comunicación nacionales e internacionales (Cadena Cope, Popular TV, Intereconomía TV, Radio Intereconomía, La Nación, Trámite Parlamentario y Municipal, Radio Inter, Radio María, Semanario Alfa y Omega, Avvenire, etc.). En este tiempo, ha estado especialmente vinculado a la cobertura informativa de las actividades del Papa y la Santa Sede. Actualmente es redactor de la agencia ZENIT. También es miembro fundador de Crónica Blanca y socio de la Unión Católica de Informadores y Periodistas de España (UCIP-E).

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación