Cumbre del «ministerio» de Juan Pablo II para América Latina

Analizará la nueva evangelización en el «subcontinente» de la esperanza

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, 1 mar 2001 (ZENIT.org).- La constatación de que casi la mitad de los católicos del mundo son latinoamericanos imprime un interés especial a la reunión que el «ministerio» de Juan Pablo II para el «subcontinente» de la esperanza va a celebrar a finales de este mes sobre la nueva evangelización.

Como informa hoy un comunicado de prensa distribuido por la Sala de Prensa de la Santa Sede, la Comisión Pontificia para América Latina celebrará una reunión plenaria en el Vaticano del 20 al 23 de marzo para afrontar las «Realidades, problemas, perspectivas o propuestas pastorales en orden a la nueva evangelización, a la luz de la exhortación apostólica postsinodal «Ecclesia in America»».

Este último es el documento escrito por Juan Pablo II para recoger las conclusiones del primer sínodo de ese continente que se celebró en el Vaticano entre noviembre y diciembre de 1997.

El encuentro, en el que participarán unos cuarenta cardenales y obispos de la Curia romana y de América Latina, pretende, en definitiva, «analizar la actual situación eclesial de América Latina según las orientaciones del citado documento pontificio. Los consejeros y miembros participantes plantearán las cuestiones pastorales que juzguen de mayor importancia o urgencia», continúa explicando el comunicado vaticano.

Esta especie de «ministerio» del Papa para América Latina fue instituido por Pío XII en 1958. Dado que depende de la Congregación vaticana para los Obispos, en estos momentos está presidida por el neocardenal Giovanni Battista Re. Juan Pablo II la reestructuró y potenció pocos días después de uno de sus viajes a América Latina, en 1988, en el que visitó Uruguay, Bolivia, Perú y Paraguay.

Tras la reforma de la Curia romana, traída poco después por el mismo Papa en ese año, la Comisión, cuyo vicepresidente es el obispo español Cipriano Calderón, tiene por objetivo «aconsejar y ayudar a las Iglesias particulares en América Latina: además, estudiar las cuestiones que se refieren a la vida y progreso de dichas Iglesias, especialmente estando a disposición, tanto de los dicasterios de la Curia interesados por razón de su competencia, como de las mismas Iglesias para resolver dichas cuestiones» (Constitución apostólica «Pastor Bonus», n. 83).

Juan Pablo II ha previsto, además, que esta Comisión «le corresponde favorecer las relaciones entre las instituciones eclesiástica internacionales y nacionales, que trabajan en favor de las regiones de América Latina. y los dicasterios de la Curia Romana» (ibídem).

Al final de la próxima reunión de esta institución de finales de mes se elaborarán unas conclusiones finales que serán entregadas al Papa, a los dicasterios de la Curia romana y a las Conferencias Episcopales de América Latina. Juan Pablo II se reunirá con los participantes al concluir sus trabajos.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")