33 misioneros bloqueados por la guerra en la República Centroafricana

Un obispo, líder de la Comisión para el Diálogo Nacional

Share this Entry

ROMA, 9 enero 2003 (ZENIT.org).- Treinta y tres misioneros se encuentran bloqueados en un pueblo de la República Centroafricana, pero no han sido secuestrados ni se encuentran en peligro de vida, ha aclarado el nuncio apostólico en el país.

El arzobispo Joseph Chennoth, desmintiendo noticias de prensa, ha explicado a la agencia misionera «Misna» que las religiosas y los sacerdotes de diferentes nacionalidades, activos en la diócesis de Bossangoa, decidieron reagruparse en el centro catequístico de Gofo, dado que en la zona los rebeldes han atacado en varias ocasiones las parroquias y las misiones.

En la región se encuentran sumamente activos hombres armados fieles a François Bozizé, protagonista del fallido golpe de Estado del 25 de octubre pasado.

«En estos momentos difíciles –explicó monseñor Chennoth– los misioneros prefieren estar juntos. Hay algunos que son ancianos o enfermos y necesitan atención. Tanto la nunciatura como los obispos están tratando de llevarles ayuda».

La Iglesia católica se ha movilizado para superar el conflicto civil que desangra al país. El obispo de Bossangoa, monseñor Paulin Pomodimo, ha sido nombrado por el presidente centroafricano Ange Felix Patassé jefe de la Comisión para el Diálogo Nacional, informa «Misna».

«Es un papel difícil y delicado –comentó el nuncio apostólico–, pues pone sobre las espaldas del obispo en primera persona la tarea de restaurar la paz y la reconciliación entre las diferentes poblaciones de la República. Tendrá que escuchar a los dos bandos, y sentarlos en torno a la misma mesa».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación