Conmocionado llamamiento de un obispo iraquí a la paz

Monseñor Warduni: Todos tienen culpas

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, 9 enero 2003 (ZENIT.org).- El obispo auxiliar del patriarcado de Babilonia de los Caldeos, monseñor Shlemon Warduni, lanzó este jueves un conmocionado llamamiento a la paz ante la amenaza de un posible ataque militar contra su país, Irak.

«Pido a todo el mundo, a todos los hombres de buena voluntad que se unan al Papa para rezar por la paz –afirmó el prelado en declaraciones trasmitidas por Radio Vaticana–. Y pedimos que esta paz descienda de la omnipotencia de Dios. La pedimos con la fuerza de nuestra fe, de nuestras oraciones, de nuestro amor. Gracias y recen por nosotros. No se olviden de nosotros».

Monseñor Warduni confesó: «No entendemos esta guerra. Es una amenaza para nuestro niños, nuestros ancianos, nuestros enfermos, nuestros jóvenes, que desde hace doce años no saben nada de su futuro. ¿Dónde está la libertad? ¿Dónde está la caridad cristiana?».

«Pedimos vivir como hombres, no pedimos nada del otro mundo –insistió el prelado–. ¿Por qué tienen que venir aquí? ¿Porque tenemos petróleo? ¿Que se lleven el petróleo pero que nos dejen en paz? ¿Porque Irak es rico? Pero esta riqueza viene de Dios, no de nosotros. ¿Cuál es nuestra culpa?».

A quien recuerda las graves responsabilidades del gobierno iraquí, monseñor Warduni explica: «Todos tienen culpa. Todos han sido causantes de las guerras pasadas y de está, que está por verificarse. ¿Cómo podemos definirla una guerra justa?».

«La Iglesia en Irak ha hecho y hará siempre todo lo posible para que reine la paz –recordó–. Con este objetivo, junto a los demás cristianos presentes en Irak ayunamos y rezamos durante un día (el 29 de noviembre). Por primera vez nos encontramos todos juntos: católicos, ortodoxos».

El encuentro concluyó con un llamamiento conjunto de los obispos de las dos confesiones cristianas en el que pedían al mundo que evite la guerra en Irak. «Nos basamos en los principios de paz del Evangelio», aclara el obispo.

Actualmente, los cristianos en Irak son unos 670.000, el 3 por ciento de la población total. El 75 por ciento de los cristianos es de religión católica, en su mayoría de rito Caldeo.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")