El Papa nombra a los nuevos obispos de Salamanca y Ávila

Los monseñores Carlos López Hernández y Jesús García Burillo, respectivamente

Share this Entry

MADRID, 9 enero 2003 (ZENIT.org).- Juan Pablo II nombró este jueves a los nuevos obispos de Salamanca y Ávila, monseñor Carlos López Hernández y monseñor Jesús García Burillo respectivamente, según ha informado la Sala de Prensa de la Santa Sede.

El primero ocupaba hasta ahora la diócesis de Plasencia, y monseñor García Burillo era obispo auxiliar de Orihuela-Alicante.

Sucederán al frente de la diócesis de Salamanca a monseñor Braulio Rodríguez Plaza, desde octubre pasado arzobispo de Valladolid–, y en la diócesis de Ávila a monseñor Adolfo González Montes, desde julio de 2002 obispo de Almería.

Monseñor Jesús García Burillo nació el día 28 de mayo de 1942 en Alfamén (Zaragoza). Es doctor en Teología. Ha trabajado como sacerdote en las diócesis de Valladolid y Madrid, y en esta última fungió de vicario episcopal. Obispo auxiliar de Orihuela-Alicante desde el 19 de junio de 1998, pertenece a la Comisión Episcopal de Relaciones Interconfesionales de la CEE.

Monseñor Carlos López Hernández nació en Papatrigo (Ávila) el 4 de noviembre de 1945, y fue ordenado sacerdote el 5 de septiembre de 1970. Es licenciado en Teología y doctor en Derecho Canónico, en ambos casos por la Universidad Pontificia de Salamanca. Realizó asimismo estudios en Roma y en Munich. Fue párroco rural y formador del Teologado de Ávila. Entre 1985 y 1994 desempeñó la labor de Secretario técnico de la Junta Episcopal de Asuntos Jurídicos de la Conferencia Episcopal Española (CEE). Ocupó la sede episcopal de Plasencia el 15 de marzo de 1994, y desde febrero de 2002 es el Presidente de la Junta Episcopal de Asuntos Jurídicos de la CEE.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación