Alerta desde el episcopado de Nicaragua por intolerancia religiosa de medios de comunicación

Carta del secretario general del organismo, monseñor Juan Abelardo Mata Guevara

Share this Entry

MANAGUA, martes, 24 agosto 2004 (ZENIT.org).- De «abuso» calificó el sábado el secretario general de la Conferencia Episcopal de Nicaragua la actitud de algunos medios de comunicación del país, que están demostrando con sus publicaciones «su intolerancia religiosa».

Éstos, en los últimos meses, están «ridiculizando y satirizando de manera agraviante y persistente por medio de columnas de opinión y de caricaturas al arzobispo de Managua», el cardenal Miguel Obando Bravo, «a algunos obispos y símbolos religiosos», denuncia monseñor Juan Abelardo Mata Guevara.

En una carta dirigida a sacerdotes, religiosos, religiosas y fieles, el obispo de Estelí advierte que esta línea de los medios es «sumamente preocupante en un país donde la democracia es el ideal de nación y la fe es el bastión de una cultura impregnada de valores humanos y cristianos».

«Sin embargo, cuando hay una situación de desventaja y abuso del mismo poder para desprestigiar, calumniar, desacreditar y anular a la persona, esta democracia es dudosa y criticable; porque esta práctica sólo es posible cuando hay el mínimo respeto hacia la dignidad del ser humano», alerta.

«Se habla de campaña contra la Iglesia y los argumentos son muchos –reconoce–, basta leer las columnas de opinión de algunos diarios locales, donde manifiestamente se les brindan espacios a personas descontentadizas contra la Iglesia».

Entre éstas hay «algunos intelectuales de reconocida intolerancia religiosa, quienes se acreditan autoridad y voz sobre aspectos que trascienden a la persona humana, como es el derecho a la vida, el orden social, la justicia, la paz y todo aquello que atañe a la dignidad de la persona», subraya el prelado.

Por ello, «alertamos a nuestros fieles sobre este tipo de ataque subliminal y velado del cual tratan estas caricaturas, ya que éstas sólo tienen la intención de crear una opinión pasiva y resignada de nuestros fieles, y por otra parte crear una opinión intolerante y agresiva contra la Iglesia», escribe en la misiva.

En cambio, para cumplir con la tarea de la comunicación «se necesita contribuir a crear armonía y solidaridad, en vez de reforzar las divisiones y las discordias, que tanto daño hacen a nuestra sociedad», concluye el secretario general del episcopado nicaragüense.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación