Firme condena de Juan Pablo II por el asesinato de un periodista italiano en Irak

El Papa alerta de la «urgente necesidad de rechazar la violencia»

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, viernes, 27 agosto 2004 (ZENIT.org).- Asegurando su cercanía espiritual a la familia de Enzo Baldoni, periodista italiano asesinado el jueves en Irak, Juan Pablo II ha expresado su firme condena por este nuevo crimen haciendo un llamamiento a la urgente necesidad del rechazo de la violencia

Así lo confirma una declaración difundida este viernes por el subdirector de la Sala de Prensa de la Santa Sede, el padre Ciro Benedettini, C.P.

«Conocida la noticia del bárbaro asesinato en Irak del señor Enzo Baldoni –se lee en la misma–, la Secretaría de Estado» del Vaticano transmite sus «condolencias a la familia en este momento de gran dolor y asegura la cercanía espiritual del Santo Padre».

«Expresando una firme condena por este nuevo crimen execrable, el Papa Juan Pablo II desea que se comprenda por parte de todos la urgente necesidad de rechazar la violencia, a fin de construir eficazmente en aquella martirizada tierra una situación de respeto recíproco en un clima de justicia y de paz», expresa la nota.

Secuestrado hace una semana por el denominado «Ejército Islámico de Irak», la confirmación de la «ejecución» del periodista –de 56 años, estaba casado y tenía dos hijos– y voluntario de Cruz Roja italiana en Irak fue dada a conocer en la noche del jueves por la emisora árabe de televisión Al Jazeera, que tiene en su poder las imágenes del asesinato –si bien no las difundió–.

La noticia para los que viven en Irak «los dramas cotidianos» fue «en cierto sentido no tan inesperada»: «el dramatismo de la vida diaria aquí, lamentablemente, no deja grandes esperanzas cuando se verifican episodios como éste», constató el nuncio apostólico en Irak, monseñor Fernando Filoni, en declaraciones a «Radio Vaticana».

A las numerosas expresiones de dolor y repulsa que ha suscitado el crimen, se ha sumado la de Su Beatitud Emmanuel III Delly, patriarca de Babilonia de los Caldeos y presidente de la Asamblea de los Obispos Católicos de Irak, quien conoció personalmente a Baldoni porque le había concedido una entrevista.

«Era una persona buena y la noticia de su muerte me duele. Oraré por él y por toda su familia», declaró a «AsiaNews.it». En su opinión Baldoni es «una víctima, porque había venido a Irak a traer apoyo y ayuda a la población civil». «Espero que su sacrificio pueda transformarse en un gesto de amor por la paz y la tranquilidad», añadió.

«El pueblo iraquí no quiere guerra, muertes y violencia –subrayó el patriarca caldeo de Bagdad–; el deseo de paz es muy fuerte, pero debemos luchar cada día con los terroristas que no tienen ningún interés en restablecer la convivencia civil. Las matanzas y los bárbaros asesinatos no nos honran, ni honran al pueblo iraquí».

Por su parte, el presidente de la República italiana, Carlo Azeglio Ciampi, expresó su «conmoción e indignación» por el «bárbaro asesinato» y se hizo partícipe del dolor de la familia de Baldoni, con la que contactó personalmente.

La Unión Católica de la Prensa Italiana, en un comunicado, también ha expresado su solidaridad con los familiares de Enzo Baldoni junto a su «profunda preocupación» por «el peligro representado por la acción incontrolable de numerosos grupos terroristas» en Irak.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación