Los obispos brasileños piden la defensa de la vida superando toda violencia

En su mensaje de Navidad

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

BRASILIA, martes, 19 diciembre 2006 (ZENIT.org).- Manifestando afecto a los fieles y deseando la mayor alegría para esta Navidad, la Conferencia Episcopal de Brasil (CNBB) ha recordado la urgencia del compromiso en la defensa y en la promoción de la vida.

“Navidad es la celebración del amor de Dios”, afirma el organismo episcopal al inicio de su mensaje de Navidad, difundido el miércoles.

“Nos exhorta al compromiso concreto en la defensa y en la promoción de la vida, superando toda violencia, profundizando en la justicia y en la solidaridad y construyendo la verdadera Paz”, escriben los prelados.

Los obispos de la Presidencia y el Consejo Episcopal de la CNBB se dirigen “al Pueblo de Dios y a todos los hombres y las mujeres de buena voluntad” manifestando su afecto y deseando a cada persona y a cada familia “la alegría más grande, signo de la presencia del Niño Jesús entre nosotros”.

Los prelados confían “a la intercesión de la Virgen María todas las luchas, los sueños y las esperanzas” de su pueblo “en el Nuevo Año que se acerca”.

Recuerdan también: en 2007 “nuestro país recibirá la visita del Santo Padre, el Papa Benedicto XVI, y acogerá en el Santuario de Aparecida la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe”, igual que “se iniciarán los nuevos mandatos de los gobernantes y de los representantes elegidos por el pueblo”.

En la perspectiva de la próxima Campaña de Fraternidad, que se desarrolla en el periodo de Cuaresma, “volvemos con la mente y con el corazón a la Amazonia -añaden-, exhortando a todo pueblo a empeñarse con generosa solidaridad en la defensa de la vida en plenitud para todos los hermanos y hermanas que viven en esta inmensa región brasileña”.

“En el deseo de paz entre poblaciones, Iglesias y religiones –prosigue el mensaje–, extendemos nuestra mirada a la humanidad, recordando que el Misterio de la Encarnación, ahora celebrado, nos exhorta a llevar el anuncio a los corazones todos los días del Año Nuevo”.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación