La Custodia franciscana en Tierra Santa recibe un millón de euros de Benedicto XVI

JERUSALÉN, miércoles, 20 diciembre 2006 (ZENIT.org).- El pasado 16 de diciembre, ante una delegación del Consejo Parroquial de Nazaret, el arzobispo Josef Cordes, presidente del Concejo Pontificio «Cor Unum», entregó al custodio franciscano de Tierra Santa, el padre Pierbattista Pizzaballa, un cheque por un millón de euros de parte de Benedicto XVI.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

«Este dinero se colectó en Alemania, específicamente en Baviera, el pasado septiembre por iniciativa de los diáconos de Munich, Passau y Ratisbonne en medio del entusiasmo del viaje del Papa a su país natal», explicó el arzobispo Cordes.

Después de que el Papa decidiera entregar ese dinero a los cristianos de Tierra Santa, «Cor Unum» se dedicó a buscar un proyecto al cual destinar este millón de euros.

«El Consejo «Cor Unum», no realiza por sí mismo ninguna obra, sin embargo, siempre mantiene relación con las instituciones cristianas existentes, aportando el capital a un proyecto de acción para los valores cristianos», aclaró monseñor Cordes.
El proyecto que ha decidido apoyar esta institución de la Santa Sede es un gran centro parroquial en la ciudad de Nazaret, la parroquia más grande de Tierra Santa.

«El Santo Padre quiso manifestar a los cristianos de Tierra Santa su apoyo. El país de Cristo no debe convertirse en un museo sin presencia cristiana; es importante que los cristianos permanezcamos en esta tierra y ayudarles a vivir su vida cristiana», aseguró monseñor Cordes.

El prelado consideró, además, que la visita de peregrinos es decisiva para ayudar a los cristianos locales.

«La ciudad aún no posee un centro parroquial disponible para ofrecer a los cristianos, un lugar de vida, de reencuentro y formación», reveló por su parte el padre Pizzaballa.

«Por mucho tiempo, ha sido un gran deseo de la Custodia construir este espacio comunitario», añadió el custodio.

La Custodia anunció que la primera piedra del edificio se colocará en febrero de 2007. El párroco, el padre Maroun Younan, ofm, dio gracias a todos e insistió en que este deseo de la Custodia lo sea también para todos los cristianos de la ciudad.

El centro parroquial se construirá en un terreno perteneciente a la Custodia, no lejano a la Basílica de la Anunciación. Tendrá tres pisos y contará con un auditorio capaz de albergar a 250 personas, salas de catecismo y formación, una biblioteca, salas de lectura, un gimnasio y todo el equipo necesarios para su función.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación