La Jornada Mundial de la Juventud promueve la cooperación interreligiosa

Subraya el obispo coordinador del evento en Australia, monseñor Fisher

Share this Entry

SYDNEY, lunes, 20 agosto 2007 (ZENIT.org).- La Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) se presenta como «una oportunidad de cooperación interreligiosa», confirma el obispo Anthony Fisher, coordinador de la XXIII edición del evento que acogerá, en la ciudad australiana de Sydney el próximo verano, al Papa y a cientos de miles de peregrinos.

Por ello la organización ha celebrado una reunión informativa con algunos representantes de la Comunidad Islámica Australiana, anuncia una próxima cita con líderes judíos y confirma que ya se han celebrado sesiones similares con representantes de otras denominaciones cristianas.

«Paz y cooperación entre las personas de fe -especialmente de las tres grandes tradiciones monoteístas- es una aspiración de los más jóvenes, y dada las tensiones del mundo actual, es un mensaje urgente que todos debemos de escuchar», advierte el prelado australiano.

«La JMJ será una demostración maravillosa del potencial de la fe para unirnos en vez de dividir a nuestro mundo», anuncia.

La reunión informativa con la comunidad musulmana se ha celebrado también para considerar formas en las que podría colaborar en este evento, promovido la Iglesia católica, explica el obispo Fisher, según un comunicado de la JMJ de la pasada semana.

Como subraya el prelado, la JMJ «es una oportunidad como pocas para poder renovar cada aspecto de la vida de la fe en Australia».

Y si bien en una iniciativa católica, la JMJ, «históricamente ha tenido un impacto positivo en el aspecto interreligioso de otros países donde se ha llevado a cabo», apunta.

«Éste fue uno de los mensajes principales que quisimos transmitir» -aclaró- en la reciente reunión, a la que acudieron representantes de la Federación Australiana de Consejos Islámicos y otros invitados de colegios islámicos y mezquitas.

El obispo católico pidió a los citados líderes informar a sus fieles sobre el evento y ayudar a minimizar cualquier eventual tensión interreligiosa respecto a la JMJ.

«También les he pedido que consideren participar en los foros interreligiosos y facilitar –como voluntarios- instalaciones como salones amplios».

«Lo más importante -añade- es que queremos asegurarles que la JMJ será una oportunidad de cooperación interreligiosa y de renovación para todas las personas de buena voluntad».

Se calcula que unos 500.000 jóvenes peregrinos acudirán a la JMJ en Sydney. Del 15 al 20 de julio están convocados en torno a las palabras de Jesús: «Recibiréis la fuerza del Espíritu Santo, que descenderá sobre vosotros, y seréis mis testigos» (Hechos 1, 8).

Para preparar esta convocatoria, Benedicto XVI ha difundido un Mensaje para los jóvenes del mundo.

Más información y solicitudes en la página oficial plurilingüe de la JMJ: www.wyd2008.org .

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")