Una muestra recoge el esplendor religioso del barroco

«Antigüedad y excelencias»

Share this Entry

SEVILLA, viernes, 14 diciembre 2007 (ZENIT.org).- Enmarcada en el Proyecto Andalucía Barroca 2007, que pretende destacar la gran relevancia que tuvo este período histórico en el arte del sur de España, una exposición abierta hasta el 30 de diciembre, en el Museo de Bellas Artes de Sevilla, expone lo mejor del patrimonio barroco granadino, en su mayor parte con temática y motivación religiosa.

La muestra es complementaria de otra, «Teatro de Grandezas», que hace lo propio en Granada con el barroco sevillano, de la que Zenit informó en su momento (Zenit, 29 de noviembre de 2007).

Así, los principales focos artísticos barrocos en Andalucía, Granada y Sevilla, alternan su «capitalidad» para que puedan ser disfrutadas y conocidas fuera de su lugar de origen.

La de Sevilla, titulada «Antigüedad y Excelencias», se articula en seis grandes áreas   temáticas, que abordan la realidad urbana y social granadina durante los siglos del Barroco, los programas decorativos en el mundo religioso (ámbitos conventuales,  jerarquía diocesana, hermandades y cofradías), la piedad doméstica, o la relevancia en el territorio de San Juan de Dios.

En total son ciento treinta y cinco piezas de formatos, cronologías, iconografías y autores diversos, entre los que sobresalen Alonso Cano, fray Juan Sánchez Cotán, José de Mora, Pedro de Mena o Pedro Atanasio Bocanegra.

Entre las obras llegadas a Sevilla para la muestra, están las puertas del oratorio del Cabildo, que presenta pinturas y relieves escultóricos debidos a Pedro de Raxis, Francisco Díaz de Rivero y Alonso Mena; el Bodegón del Cardo, de fray Juan Sánchez Cotán, las efigies de San Francisco de Asís, de Pedro de Mena, y de San Bruno, tallada por José de Mora; o el óleo de la Inmaculada Concepción pintado por Juan de Sevilla, procedente del Museo de Bellas Artes de Granada.

Entre todos los artistas barrocos, sobresale Alonso Cano, polifacético autor granadino, que se formó y trabajó en Sevilla. Pueden apreciarse en la exposición sus bustos de Adán y Eva, de la capilla mayor de la catedral, de la que proceden también el facistol, un busto de San Pablo y la Virgen de Belén.

También hay piezas de Alonso Cano que pertenecen a la colección del Museo de Bellas Artes, como el cuadro de la Sagrada Familia y las tallas de San Pedro de Alcántara y San Diego de Alcalá, fruto de la colaboración con Pedro de Mena.  

La muestra, cuyos comisarios son los catedráticos de la Universidad de Granada Ignacio Henares Cuéllar y Rafael López Guzmán, está ubicada en el antiguo Convento de la Merced Calzada, actual Museo de Bellas Artes, fundado en 1835, con obras procedentes de conventos y monasterios, tesoros artísticos arrebatados a la Iglesia por una ley desamortizadora en el Gobierno Mendizábal.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")