Fallece uno de los grandes cardenales africanos de la historia, Bernardin Gantin

Primer purpurado del continente en presidir un dicasterio de la Curia Romana

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, miércoles, 14 mayo 2008 (ZENIT.org).-   Benedicto XVI ha manifestado su pésame por la muerte del cardenal de Benín, Bernardin Gantin, decano emérito del Colegio Cardenalicio, primer purpurado africano en presidir de un dicasterio de la Curia Romana,  que tuvo lugar este martes en París, a los 86 años de edad, después de una larga enfermedad.

En un telegrama enviado al arzobispo de Cotonú, monseñor Marcel Honorat Léon Agboton, el Papa se une fervientemente en la oración a los obispos de la Conferencia Episcopal de Benín, a los fieles de esta archidiócesis y a los de toda la nación beninesa. Así como a los familiares y a las personas que están en duelo por su fallecimiento.

Pidiendo a Dios, Padre de todas las misericordias, que acoja en su luz y en su paz a este hijo eminente de Benín y de África, el Santo Padre destaca que el cardenal Bernardin Gantin, tan «estimado por todos, estaba animado por un espíritu profundamente apostólico y un sentido elevado de la Iglesia y de su misión en el mundo».

En acción de gracias al Señor, por el ministerio fecundo del cardenal Gantin, primero como arzobispo de Cotonú, luego durante largos años en la Santa Sede, el Papa destaca el servicio desarrollado con gran generosidad por el purpurado africano. En la Congregación para los Obispos y como miembro y, luego, como Decano del Colegio Cardenalicio. Benedicto XVI extiende su consoladora bendición apostólica a todos los obispos de Benín, a la familia del purpurado fallecido, al clero, a los catequistas, a todos los fieles benineses y a todos aquellos que participan en sus exequias.

El cardenal Bernardin Gantin  fue  prefecto de la Congregación para los Obispos, presidente emérito de la Pontificia Comisión para América Latina, y decano del Colegio Cardenalicio. Había nacido en Toffo, en la diócesis de Cotonú, el 8 de mayo de 1922.

Creado cardenal por el Papa Pablo VI en el 27 de junio de 1977, trabajó durante largos años en la Curia Romana, contando también con un gran aprecio por parte de Juan Pablo II.

Se desempeñó también como vicepresidente, primero, y luego como pro-presidente y presidente de la Pontificia Comisión Justicia y Paz. Siendo también vicepresidente y presidente del Pontificio Consejo «Cor Unum».

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación