El Coliseo de Roma se iluminó para pedir la abolición de la pena de muerte

Primer paso hacia la supresión de las ejecuciones en Montana, Estados Unidos

Share this Entry

ROMA, martes, 3 de marzo de 2009 (ZENIT.org).- Este lunes Roma vio su Coliseo iluminado en honor al voto favorable a la abolición de la pena de muerte en el estado de Montana, Estados Unidos. Es otra iniciativa promovida en el Ayuntamiento de la ciudad eterna por la Comunidad de San Egidio, desde hace tiempo empeñada en abolir en todo el mundo las ejecuciones.

El 2 de noviembre de 2007, recuerda un comunicado de la Comunidad, enviado a ZENIT, Mario Marazziti entregó en nombre de la Comunidad, junto a una delegación de la World Coalition Against Death Penalty (WCADP), más de cinco millones de firmas recogidas en 153 países al entonces presidente de la Asamblea General de Naciones Unidas, Srgian Kerim, pidiendo la abolición.

Actualmente están adheridos al movimiento mundial «Ciudades por la vida-Ciudades contra la pena de muerte» más de novecientas ciudades. El Coliseo es el símbolo de la campaña mundial.

Il voto del Senado del estado de Montana es un paso muy relevante en un momento en el que una docena de estados del país norteamericano está examinando proyectos de ley abolicionistas, lo que podría conducir a «un giro epocal».

El Senado de Montana aprobó el 16 de febrero, con 27 votos a favor y 23 en contra, la abolición de la pena de muerte y la conmutación de la pena por cadena perpetua.

La ley derogatoria de la pena capital pasa ahora al voto de la Cámara de Representantes. Si esta la aprueba, el gobernador Brian Schweitzer la deberá firmar y ratificar para que entre en vigor.

En caso de aprobación de la ley, Montana –donde en 1976 se realizaron tres ejecuciones y dos personas están actualmente en el corredor de la muerte– se convertirá en el tercer estado, en EE.UU, que a sus espaldas la pena capital, tras el de Nueva York (2004) y el de Nueva Jersey (2007).

«El histórico voto del Senado de Montana es un claro signo de que la opinión pública en Estados Unidos se está dirigiendo hacia la abolición de la pena capital», comenta la Comunidad de San Egidio, y recuerda que desde 1999 las ejecuciones en Estados Unidos han disminuido en un 60%.

Mientras tanto, «en todo el mundo se va consolidando la tendencia a eliminar de los sistemas penales esta cruel e inhumana punición. Hay que afirmar un nuevo estándar de justicia, una justicia que debe proteger y respetar la vida en todas las circunstancias».

El Coliseo de Roma se iluminará también en caso de que el gobernador Schweitzer ratifique la decisión de abolición de la pena capital en Montana, «para subrayar su importancia y para decir cuán relevantes son los lazos de amistad y colaboración para aumentar el nivel de respeto a los derechos humanos».

Traducido del italiano por Nieves San Martín

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")