Habrá visitas nocturnas a la antigua mezquita de la catedral de Córdoba

El Cabildo dará acreditaciones a nuevos guías “cuando haya más demanda”

Share this Entry

CÓRDOBA, jueves, 5 marzo 2009 (ZENIT.org).- El Cabildo Catedral y el Consorcio de Turismo de Córdoba llegaron este 2 de marzo a un acuerdo definitivo para la realización del proyecto de la Visita Nocturna a la antigua mezquita de Córdoba que se encuentra en el espacio de la actual catedral.

De vez en cuando, salta a los medios el tema de la catedral de Córdoba. Un asunto delicado ya que este lugar es testigo de siglos de historia en los que se alternaron la posesión y uso del lugar, originariamente cristiano, por parte de cristianos y musulmanes. 

A raíz de la invasión musulmana de la península ibérica, en el siglo VIII, aunque existía el compromiso de respetar a la comunidad cristiana, mientras pagara los tributos exigidos, la iglesia dedicada a San Vicente Mártir, fue expropiada y destruida en 786, y reutilizados parte de su materiales en la construcción de la mezquita. 

Posteriormente, tras el regreso de los cristianos a Córdoba, en 1236, el rey san Fernando reconvirtió la mezquita en catedral. 

En este caso, sin embargo, se respetó la joya de la arquitectura andalusí. En su interior, se construyó una catedral. Por eso hoy son dos joyas arquitectónicas inseparables. La mezquita se puede visitar. No se puede decir lo mismo de la basílica visigótica de la que se pudo probar su existencia al excavar en el lugar. 

Ahora, se podrán realizar visitas nocturnas a la Mezquita-Catedral. Un paso más de apertura a visitantes que vienen de todo el mundo. Pero, dada la historia que albergan sus muros, toda precaución es poca. 

Tras analizar los detalles de la última propuesta presentada por la empresa GPD, el Cabildo ha valorado positivamente este proyecto, ya que considera que se ajusta sustancialmente a los requerimientos efectuados por su parte.

 

En este sentido, tanto el presidente del Cabildo Catedral Manuel Pérez Moya, como la presidenta del Consorcio de Turismo Rosa Aguilar, alcaldesa de Córdoba, mostraron su satisfacción por el acuerdo alcanzado, así como su disposición para, en fechas próximas, abordar un calendario de trabajo que permita la puesta en marcha del proyecto, con el objeto de que en breve la ciudad de Córdoba pueda poner al servicio de la ciudadanía el patrimonio cultural, religioso e histórico de su monumento más emblemático, según informaba este 3 de marzo la Diócesis de Córdoba en la página web de los Obispos del Sur de España, Odisur.
 


Ambas partes se mostraron convencidas de que la iniciativa, caracterizada por su calidad y excelencia, permitirá poner en valor la riqueza artística y cultural de la ciudad y supondrá un impulso importante para que Córdoba consiga ser Capital Europea de la Cultura en 2016.
 


A partir de este momento, el Cabildo Catedral y el Consorcio de Turismo van a intensificar los contactos, de forma que en los próximos días se darán a conocer los detalles del proyecto y se comunicarán a la ciudadanía las fechas previstas para el inicio de esta actividad. 

Algunos medios han criticado que el Cabildo haya rechazado algunas propuestas como «proyecciones de caballeros árabes cabalgando», en espectáculos de luz y sonido, en el interior de la catedral, una propuesta que la Iglesia no considera adecuada para un lugar de oración. 

El acuerdo entre el Ayuntamiento y el Cabildo catedralicio para poner en marcha las visitas guiadas multimedia, limitan las proyecciones audiovisuales al Patio de los Naranjos, en el exterior, según confirmó el Cabildo a los medios. 

Los visitantes nocturnos asistirán a una proyección en el Patio de los Naranjos en la que, en principio, se explicará la historia del edificio y su construcción. En el interior, ayudados por unas audioguías, los turistas recorrerán las distintas estancias. A su paso, éstas se iluminarán. También queda por decidir la música, una materia también delicada, debido a las características sagradas del edificio. 

Por otra parte, hace unos días, de los doscientos guías turísticos que tiene Andalucía acreditados, unos cincuenta se manifestaron ante la catedral para exigir su derecho a «interpretar» este monumento. 

La protesta fue convocada por un sindicato cuyo portavoz comentó que su objetivo es acabar, por «una cuestión de principios», con una situación «excluyente». Denunciaron que el Cabildo restringe la concesión de un acreditación a los profesionales que viven en la ciudad. Cuarenta guías cuentan actualmente con la acreditación exigida por el Cabildo. 

Según el convenio suscrito con la Asociación Profesional de Informadores de Turismo (APIT) de Córdoba, para ejercer de guía en el interior del templo, cuyo titular es la Iglesia, es necesario contar con dicha acreditación, si bien en los tres últimos años «sólo ha habido dos solicitudes». El Cabildo espera que haya más para convocar un nuevo examen. 

El Cabildo lamentó la concentración de los guías turísticos andaluces y aseguró que no había recibido antes de ella ningún tipo de queja o demanda de los guías y reiteró su compromiso de convocar un nuevo examen para obtener la acreditación «en cuanto haya más demanda». 

Este y otros conflictos creados artificialmente en torno a la catedral se inscriben en lo delicado del tema histórico que rodea al edificio. Esporádicamente, se producen intentos de grupos musulmanes de entrar a orar en el interior de la mezquita. El Cabildo no lo permite porque sabido es en la tradición musulmana que un lugar en el que ora una comunidad islámica se convierte automáticamente en terreno sagrado para esta religión. 

Habría que preguntarse si un grupo de cristianos podría entrar con una cruz en un lugar sagrado islámico o celebrar una misa en el interior por ejemplo de iglesias cristianas reconvertidas en mezquitas en cualquier parte del mundo. 

Por Nieves San Martín

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación