El Papa exige acabar con las guerras en África para dar esperanza a sus hijos

Al celebrar la misa ante más de un millón de personas

Share this Entry

LUANDA, domingo, 22 marzo 2009 (ZENIT.org).- Benedicto XVI lanzó un apremiante llamamiento a acabar con las guerras que desangran el continente africano para dar esperanza a sus hijos, durante la misa que celebró este domingo, en Luanda, junto a más de un millón de personas.

A los fieles procedentes de toda la nación angoleña, se les unieron en la explanada de Cimangola los obispos de la Asamblea Interregional de África Austral, que reúne a las conferencias episcopales de Angola e Santo Tomé, Botsuana, Sudáfrica y Suazilandia, Lesoto, Mozambique, Namibia e Zimbabue.

Un día antes de concluir su primer viaje apostólico a África, el Papa quiso que éste fuera una jornada de oración y de sacrificio por la reconciliación nacional, en este país que ha estado en guerra hasta 2002, durante casi treinta años.

«La guerra puede destruir todo lo que tiene valor: ¡familias, comunidades enteras, el fruto del cansancio de los hombres, las esperanzas que guían y apoyan sus vidas y su trabajo!», advirtió el Santo Padre, quien tuvo que soportar un tremendo calor.

«Esta experiencia es demasiado familiar en África en su conjunto –siguió diciendo–: el poder destructor de la guerra civil, la precipitación en el torbellino del odio y de la venganza, el derroche de los esfuerzos de gente buena».

Inspirándose en los pasajes bíblicos que contemplaba la liturgia de ese domingo de Cuaresma, el Papa constató que, «cuando se descuida la Palabra del Señor, una Palabra que busca la edificación de individuos, de las comunidades y de toda la familia humana, y cuando se ridiculiza, desprecia o escarnece la Ley de Dios, el resultado sólo puede ser la destrucción y la injusticia: la humillación de nuestra humanidad común y la traición de nuestra vocación a ser hijos e hijas del Padre misericordioso, hermanos y hermas de su Hijo amado».

El obispo de Roma aseguró que «ha venido a África precisamente para predicar este mensaje de perdón, de esperanza y de una nueva vida en Cristo».

Por este motivo, añadió, ha escogido como tema para el segundo Sínodo de los Obispos de África, que se celebrará en Roma el próximo mes de octubre, el tema: «La Iglesia en África al servicio de la reconciliación, de la justicia y de la paz».

«Os pido hoy que recéis, en comunión con todos nuestros hermanos y hermana de toda África, por esta intención –exhortó–: que todo cristiano en este gran continente experimente la caricia regeneradora del amor misericordioso de Dios y que la Iglesia en África se convierta para todos, gracias al testimonio de sus hijos e hijas, en lugar de auténtica reconciliación».

En la oración de los fieles, se rezó en las lenguas locales africanas por los mutilados a causa de las guerras, especialmente en el África Austral, así como por los gobernantes y jefes de Estado para que guíen a sus países en la justicia.

El viaje de Benedicto XVI a África concluye este lunes por la mañana con la despedida de Angola en el aeropuerto internacional de Luanda.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")