“Caritas in Veritatis” propone una nueva cultura empresarial

Print Friendly, PDF & Email

El presidente de los empresarios cristianos comenta la encíclica

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

SANTIAGO DE CHILE, miércoles, 15 julio 2009 (ZENIT.org).- Rolando Medeiros, presidente de la Unión Social de Empresarios Cristianos (USEC) ha escrito una carta a los miembros de su asociación, con el título «La Caridad en Verdad y el rol del empresario», en la que destaca tres ideas sobre la encíclica Caritas in Veritatis de Benedicto XVI.
 
Afirma Rolando Medeiros, en su carta remitida a ZENIT, que la encíclica «contiene una reflexión profunda sobre las temáticas sociales actuales con sus luces y sombras, y las condiciones para un desarrollo humano integral y un progreso sostenible».
 
Destaca tres ideas de la encíclica que se refieren específicamente al rol de las empresas y los empresarios hoy.
 
En primer lugar, afirma, «nos plantea que el primer capital a salvaguardar y valorar es la persona humana en su integridad, ya que ‘el hombre es el autor, centro y fin’ de toda vida económica y empresarial. En este sentido, el Papa propone hacer una «nueva síntesis humanista», es decir, colocar el necesario desarrollo económico y material como un medio y no como un fin. Medio para alcanzar la meta del pleno desarrollo humano y social».
 
Lo segundo tiene relación con la ética y el modelo económico, a propósito de la crisis. «El Papa señala –explica Medeiros– que el actual modelo es un instrumento eficaz para operar en el mundo de los negocios, pero que, si las personas que operan en éste carecen de valores, puede ser objeto de abusos, con consecuencias  negativas, hoy conocidas por todos».
 
«Por eso, el Papa llama a reconstruir la confianza y la solidaridad, que permitan una mayor justicia social. En este sentido, la Caridad Social es un concepto más amplio que el de Justicia Social, pues va más allá de los mínimos éticos; nos mueve a no sólo querer el bien para el prójimo, sino también a trabajar por éste», añade.
 
Por último, en el actual mundo globalizado, «el Papa nos pide a los dirigentes de empresa procurar no perder de vista que nuestra empresa la conforman una comunidad de personas por la que tenemos que velar y proteger por más dispersas que estén nuestras operaciones, filiales, accionistas, proveedores, clientes y públicos de interés». 
 
«Es fácil desvincularse –añade– cuando no tenemos contacto diario con los equipos colaboradores y olvidarnos de que nuestro capital humano lo conforman personas con nombre y apellido, con aspiraciones, potencialidades, familias y sueños  y cuya contribución con su trabajo diario es único y valioso. Para que una empresa sea altamente productiva, tiene que ser también plenamente humana y socialmente responsable».
 
Por todo ello, Rolando Medeiros invita «a empresarios, ejecutivos y profesionales a leer y reflexionar  respecto de esta nueva carta encíclica y  sumarse a esta misión de impregnar de valores las políticas, decisiones, cultura y comportamiento de sus organizaciones. A construir en definitiva, una ‘nueva cultura empresarial'».
 

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }