Fractura del Papa: el padre Lombardi destaca su “gran serenidad y paciencia”

Print Friendly, PDF & Email

“El Santo Padre está bien y de buen humor”

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

CIUDAD DEL VATICANO, miércoles 22 de julio de 2009 (ZENIT.org) – El Papa «está bien y de buen humor, y sigue aprendiendo a vivir con la muñeca enyesada», así lo ha afirmado hoy el director de la Sala Stampa de la Santa Sede, padre Federico Lombardi, en un breve comunicado.

Esta información corrobora las declaraciones de ayer 21 de julio, de Lombardi a Radio Vaticano, en las que afirmaba que el Papa se encuentra bien de salud, y que no está prevista modificación alguna de los actos programados durante su estancia en la Val D’Aosta.

Tras el accidente, afirmaba ayer el portavoz vaticano, el Papa «soporta con serenidad y paciencia las consecuencias de su fractura en la muñeca, que modifican notablemente su actividad personal».

«Ésta ha tenido consecuencias sobre el programa de trabajo personal del Papa», añadió.

En el comunicado de hoy, el padre Lombardi precisa que el Papa «se ha procurado una grabadora para poder dictar sus reflexiones al no poder usar con facilidad la pluma».

El accidente no ha modificado sin embargo su costumbre de dar «pequeños paseos tras la comida y a última hora de la tarde».

Por otro lado, según ha dado a conocer el portavoz, Benedicto XVI «se comunica regularmente por teléfono con su hermano, que dentro de pocos días estará en Castel Gandolfo para pasar cuatro semanas con él como el año pasado».

«Hoy ha venido a visitarlo el cardenal Bertone, que llegó a las 10,30 horas en helicóptero desde Romano Canavese. Hablará con el Papa y comerá con él», tras lo cual volverá a Romano y desde allí partirá mañana para Roma.

La razón de la visita es que el cardenal Bertone ha sido invitado por el presidente del Senado italiano, Renato Schifani, a pronunciar una conferencia sobre la nueva encíclica Caritas in Veritate el próximo 28 de julio.

Benedicto XVI fue hospitalizado brevemente el pasado 17 de julio, tras sufrir una caída en su habitación durante la noche. Víctima de una fractura, tuvo que someterse a una corta intervención quirúrgica antes de regresar, hacia el mediodía, a la casa de Les Combes donde prosigue sus vacaciones.

Según explicó ayer el padre Lombardi, «el accidente ha sido superado en tiempo muy breve» y «no ha tenido demasiadas repercusiones», ya que el encuentro en Romano Canavese del pasado domingo «fue totalmente respetado», como también lo serán el encuentro del Papa el viernes 24 con el clero de Aosta y el Ángelus del domingo 26 de julio, que tendrá lugar en Les Combes d’Introd.

Actividades previstas

En este sentido, se ha dado a conocer hoy el programa oficial de la visita del Papa a Aosta el próximo viernes, para rezar las vísperas en la catedral.

A las 17,30 h. el Papa llegará a Aosta en coche cerrado; en la plaza del Arco de Augusto será acogido por las autoridades locales y recorrerá en coche descubierto el centro de la ciudad, pasando por la puerta Pretoria hasta la catedral.

En la celebración está previsto que participen unas cuatrocientas personas, entre sacerdotes, religiosos y religiosas, dos representantes laicos de cada parroquia y representantes de las oficinas diocesanas de las organizaciones eclesiales.

Las vísperas se recitarán en italiano y francés, y está previsto que el Papa pronuncie la homilía. A la vuelta, pasando por Introd, el Papa saludará a los enfermos de la residencia de esta localidad aostana.

El director de la Sala Stampa de la Santa Sede se refirió también sobre el paso del Tour de Francia a pocos kilómetros del lugar donde el Papa está transcurriendo sus vacaciones.

«Me di cuenta de que aquí, este evento es considerado como muy importante», explicó. Era una «circunstancia simpática», y por esta razón se sugirió al Papa que escribiera un mensaje para la ocasión.

Benedicto XVI ha enviado un mensaje «a todos los corredores y a los organizadores de este concurso».

«El Papa ha estado disponible para un saludo que, por supuesto, es sencillo pero muy significativo», afirmó el sacerdote jesuita, refiriéndose a las «numerosas manifestaciones deportivas» de la temporada como acontecimientos que hay que «alentar» por sus «valores positivos para el crecimiento personal».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }