Nuevas medidas de la Iglesia en México para detener la gripe A

Print Friendly, PDF & Email

Al llegar el otoño

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

GUADALAJARA, miércoles 9 de septiembre de 2009 (ZENIT.org-El Observador).- Para evitar el contagio de los virus del dengue y de la influenza humana, el próximo domingo 13 de septiembre, en todas las celebraciones litúrgicas de la arquidiócesis de Guadalajara se pedirá a los fieles que acaten las medidas de higiene que ha emitido la Secretaría de Salud del gobierno del Estado de Jalisco.

México, país que dio a conocer al mundo la existencia del virus de la influenza humana AH1N1, se prepara, con la llegada del otoño y del invierno, a enfrentar un rebrote de este virus, y estados como el de Jalisco enfrentan, también, una epidemia del dengue.

Mediante un comunicado, la Arquidiócesis de Guadalajara subrayó que los sacerdotes informarán a la población sobre las medidas precautorias que tienen que tomar para evitar el contagio del virus de la influenza, que entre abril y mayo pasados azotó duramente a México, antes de convertirse en una pandemia de la que la Organización Mundial de la Salud ha puesto en alerta a todos los países del orbe.

La Iglesia católica en esta Arquidiócesis actuará de manera conjunta con las autoridades del sector salud para evitar que tanto la influenza como el dengue se propaguen, sobre todo entre las capas más pobres de la población. 

Al finalizar las misas del domingo se hará del conocimiento público un mensaje de apoyo a las autoridades sanitarias para que los fieles observen medidas que van desde el permitir el acceso de personal de la Secretaría de Salud a los hogares de las personas, hasta el lavado constante de las manos mediante el cual se evita el contagio de la influenza.

Cabe mencionar que esta medida será adoptada, próximamente, en todas las diócesis del país.  México no ha podido erradicar los contagios de influenza y hoy por hoy existen bastantes casos en el sur y el sureste del país. 

La Iglesia católica ha sido una aliada decisiva en la difusión de las medidas de higiene que tienen que adoptar los mexicanos para no contagiarse de la enfermedad e, incluso, en la Arquidiócesis Primada de México y otras demarcaciones cercanas a la capital, el culto se suspendió por un par de semanas el pasado mes de mayo.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }